• PUBLICIDAD

Venus en Virgo

Venus en Virgo para las personas que tengan el Sol en Cáncer, Leo, Virgo, Libra y Escorpio.

Virgo, signo juicios, racional y modesto, no representa un hospedaje apropiado para Venus, ya que el signo es asimismo un poco débil emocionalmente y muy crítico. Por lo tanto, la persona que aloja Venus en Virgo tal vez logre más contribución del ascendente que del signo en el que se hospeda el Sol en lo que concierne a las relaciones afectivas.

La posición de Venus en Virgo lo hace subestimar sus cualidades atractivas, ya que la modestia propia de Virgo se manifiesta en forma de timidez en el momento en que intenta entablar relaciones personales, lo cual es una lástima, ya que la persona tiene mucho que ofrecer a la pareja, especialmente una excelente comunicación. Asimismo requiere un trato amistoso, si bien muestra una actitud hacia el sexo un tanto fría, además de un ínfimo grado de emoción.

La persona nacida bajo los influjos del signo de Leo, o que tenga el Sol en Cáncer, no debería tener problemas y el hospedaje de Venus en Virgo podría ayudarle a encontrar a la pareja idónea.

Venus en Virgo estabiliza la potente energía de Escorpio, al que otorga a veces una manera de expresar los sentimientos algo vulgar. Esta posición representa una ubicación delicada para las personas nacidas bajo el signo de Libra, pues se trata de un auténtico sentimental que ha de amoldarse a la timidez que en ocasiones le resulta incomprensible.

La persona que aloje juntos al Sol y a Venus ha de esforzarse por expresarse de manera distendida en las relaciones personales.

Virgo es reservado, formal, recto, honrado y noble. Lo distingue su prudencia, es muy reflexivo, cariñoso y romántico. Es un ser sumamente trabajador, ahorrativo, servicial y muy ordenado. Como signo del el elemento tierra se destaca por su sabiduría y sus acciones destinadas a objetivos prácticos. Los signos de tierra se fían de lo que pueden evaluar con sus sentidos físicos y desean a resultados precisos y ventajosos. Son determinados, disciplinados y fiables. Saben cómo funciona el mundo material y se desenvuelven muy bien en el.

Venus en Virgo otorga pureza en los sentimientos, timidez, afecto de forma modesta y reservada. Siente la necesidad de servir y ser útil, ya que disfruta cuidando de otros y proporcionándoles confort y bienestar, es para el una fuente de inmensa satisfacción. Es poco probable que se dejes fastidiar por pasiones, ya que su razón lo acompaña a todas partes y en todos los asuntos, incluso en los amorosos. Tal vez establezca una relación por seguridad o por sacarle algún provecho o porque le parece la solución más sensata en ese momento. Sabe examinar sus sentimientos sin perder de vista la realidad. Es muy respetado, aprecian su sentido de justicia y su trato pues es un digno y genuino colega. Tiene un sexto sentido para solucionar problemas laborales y optimizar la vida de sus colaboradores.

Se dice de Venus que su simbolismo desemboca en el arte y el amor, indefectiblemente. Que confiere sentido de la armonía y del esteticismo y es poseedor de los valores sentimentales.

Venus en Virgo proporciona discreción; esto hará al nativo de Virgo un tanto reservado, y su imagen aparecerá cargada de timidez. Aunque, en lo profundo de su ser, ello se deba al acusado sentido del ridículo de los nativos de este signo. La objetivación y racionalización de Virgo se funden con el contenido de las características clave que definen a Venus (seducción y dulzura) para producir resultados cuyo significado se acercaría a lo connotativo del término adoración.

 

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD