• PUBLICIDAD

Venus en Tauro

Venus en Tauro para personas que tengan el Sol en Piscis, Aries, Tauro, Géminis o Cáncer.

Venus es el planeta regente de Tauro, por eso, cuando se aloja Venus en Tauro ejerce un influjo notable en esta persona, que resulta acentuadamente afectuosa y realiza una ímproba labor a favor de sus seres más próximos, si bien a veces se muestra posesiva durante las relaciones. Asimismo, es benevolente y revela sus sentimientos de forma agradable y cariñosa, atendiendo a una urgente necesidad de gozar de la vida en compañía de alguien con quien mantenga una relación, la cual siente que ha de aliñar a base de regalos caros.

Sin embargo el hospedaje de Venus en Tauro le impele a adoptar determinadas precauciones, por lo que si bien la sensualidad constituye un elemento sustancial de la forma en la que se expresa amorosa y sexualmente, no tiene intención de entablar un compromiso que lo amarre a una relación perdurable, considera que todas las fases de la conquista son para gozarlas, especialmente si se trata de alguien nacido bajo el signo de Tauro, que habrá de compensar su tendencia a ser posesivo.

Venus en Tauro estabiliza los sentimientos de los nacidos bajo el signo de Piscis o Cáncer, al tiempo que acentúa su expresión. Si el Sol se hospeda en Aries, esta persona expresa el amor de modo más delicado y constante de lo que es habitual en Aries. En cuanto a la persona nacida bajo el signo de Géminis, la actitud tendente a la galantería propia del signo es más honda y veraz.

Los nativos de este signo son equilibrados y flexibles. Son resistentes, leales, tolerantes y muy estables. Dogmáticos, hogareños, trabajan incansablemente para conseguir sus objetivos. Les complace la ostentación, el conocimiento, las posesiones fastuosas. El entorno y el bienestar material los tranquiliza. No existe la casualidad, los acontecimientos son ideados y proyectados celosamente. No existen obstáculos para sus acciones destinadas a concretar sus metas. Los signos de tierra, como este, se fían solo de lo que pueden valorar con sus sentidos físicos y demandan resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Venus en Tauro otorga sentimientos profundos y duraderos. Son personas fieles, atraen el amor serenamente, suelen casarse tardíamente pues, si lo hacen, su entrega es incondicional, es para toda la vida. Expresa su afecto de forma tierna y sensual, a veces puede mostrarse bastante celoso y posesivo. Las aventuras amorosas no son para el, ya que toma todo con mucha seriedad. Suele importarle demasiado todo lo relacionado con el cuerpo, debe tener cuidado con el hedonismo y desperdiciar su vida en la satisfacción desordenada de los sentidos.

A Venus se le considera como un planeta benéfico que hace más agradable la vida del signo por el que pasa. En este caso concreto, su incidencia resulta, sin embargo, muy variable.

Los astrólogos afirman que en esta segunda casa, Venus es una señal de advertencia sobre la salud. Los nacidos bajo la influencia de Venus en Tauro gozarán de un encanto especial y un sentido creativo y estético muy desarrollado. Serán fieles y constantes en el amor, y como todos los nativos del signo, algo posesivos con los suyos.

 

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD