• PUBLICIDAD

Venus en Sagitario

Venus en Sagitario para personas que tengan el Sol en Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio o Acuario.

Cuando esta Venus en Sagitario otorga cualidades vivas y exuberantes a la expresión amorosa. La persona muestra una actitud despreocupada e informal, y aspira además a una pareja que goce de un nivel intelectual análogo. No es en absoluto reservada en la expresión de los sentimientos, que exterioriza mediante una vehemencia sexual notable, pues se trata de una persona que requiere vivacidad en ese aspecto de la existencia y no consciente que la relación se adocene y se vuelva tediosa.

La dualidad y la adaptabilidad de Sagitario se expresan de manera especial mediante el efecto de Venus. Sin embargo esa inquietud podría erigirse en un obstáculo, por lo que conviene que se contemple esa posibilidad y se tenga en cuenta que la pareja no ha de padecer como consecuencia de esto.

Venus en Sagitario resulta una posición favorable para las nacidas bajo el signo de Libra porque le ayuda a fijar la atención menos rígidamente en la pareja. Asimismo Venus en Sagitario eleva el grado de emoción de la frecuente frialdad de Capricornio y de Acuario.

La persona que hospeda el Sol y Venus en Sagitario debe procurar no mandar excesivamente en la pareja. La nacida bajo el signo de Escorpio, por su parte, alberga un sentido completo de la diversión y el goce, que expresa mediante una pasión vehemente.

El nativo de Sagitario posee un gran espíritu entusiasta, es organizado, sociable y prudente. Posee muchos amigos, pero demanda su propia independencia, el amor, para él, no debe quitarle la libertad. Es divertido, apasionado, bondadoso y liberal. Pero acostumbra ser ásperamente sincero y defensor de la verdad. Sagitario es un signo de fuego, por lo tanto, posee gran energía, con una extraordinaria aspiración de trabajo y evolución.

Venus en Sagitario otorga una actitud jovial hacia el amor, alegre, vivas y enérgico. Es un ser que desea profundamente un compañero expresivo, honesto, idealista y aventurero, pues él expresa su afecto de forma libre, entusiasta y generosa. Su deseo de moverse y experimentar aventuras puede interferir con tu capacidad de establecer relaciones consistentes y duraderas. Disfruta desplazarse libremente y explorar nuevos horizontes, esto le otorga armonía interior. Su actitud hacia el amor y el romance es desinteresada y complaciente.

La incidencia de Venus en un signo de día, tal cual está conceptuado Sagitario, suele ser benéfica, pues se trata de una influencia familiar.

A los nativos de Sagitario, este planeta les confiere ciertas dotes para lo artístico y les hace salir de su ostracismo, a menudo estéril, para desembocar en ciertas actitudes expansivas, merced a las cuales sus maneras impulsivas se trastocan en modos más apacibles y serenos.

Cuando se funden la seducción de Venus con la afición y sistematización del signo Sagitario, los resultados producidos nos remiten a conceptos como utopía y nobleza.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD