• PUBLICIDAD

Venus en Leo

Venus en Leo para personas que tengan el Sol en Géminis, Cáncer, Leo, Virgo o Libra.

Cuando se emplaza Venus en Leo se instala a lo grande, ya que la persona que tenga el planeta en esta ubicación es capaz de cualquier cosa en provecho de la pareja, puede gastar mucho dinero con el fin de gozar plenamente de la relación y no duda en obsequiar a su pareja con todos los lujos que pueda abarcar.

También en la manifestación del afecto se trata de una persona dadivosa. Venus en Leo respalda la pasión y, aunque esta inclinación se matice en función del hospedaje solar y el ascendente, esta persona posee un caudal que le permite expresar el amor de modo apasionado y dichoso.

Cuando se aloja Venus en Leo puede tender a expresarse dominante en la relación. Venus en Leo agrega deleite y afecto a la expresión sentimental de la persona nacida bajo los signos de Géminis y Virgo, además de acentuar la ternura de Cáncer. Cuando el Sol se hospeda en Libra, esta persona además ha de dominar su inclinación a expresarse dramáticamente y a ser demasiado expansiva.

Leo es servicial, atento y romántico, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Los nativos de este signo necesitan sentirse siempre como auténticos vencedores en todo lo que emprenden y de ningún modo se deprimen por algo que no han conseguido. Es un signo de fuego, se destaca por su vitalidad y optimismo. El fuego radiante, ardiente y expresivo, se consagra especialmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesita para efectuar las tareas cotidianas. Venus en este signo revela un ser afectuoso, sincero y apasionado.

Una persona feliz en su matrimonio o una relación próspera colmada de amor. Posee cierta habilidad en dramatizar las emociones. Muestran orgullosamente a su compañero. Suelen tener muchas amistades, amantes de la vida social, de los placeres terrenales y entretenimientos. Son seres exitosos cuando se dedican a la educación o a funciones relacionadas con esparcimientos. Su trato personal y su expresión es cordial, muy afectivos y optimistas, pero exigente en el intercambio de sentimientos profundos con otra persona, posee la necesidad de ser el centro de atención o su deseo de dominar la vida emocional de tu pareja.

La gran preocupación del nativo de Leo con influencia del planeta Venus va a ser su afán de sobresalir y destacar sobre el resto. Además, es posible que intenten, con relativa frecuencia, sacar ventaja de cualesquier situación, por adversa que pudieran parecer a simple vista.

De todas formas, siempre se tomarán decisiones y determinaciones sin que les tiemble el pulso; incluso aunque lleven al nativo de Leo

En el aspecto amoroso, si se funden la seducción de Venus con la creatividad emanada del simbolismo de Leo, el resultado producirá cierta clase de relación afectiva cuyo componente más destacado sería la ternura.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD