• PUBLICIDAD

Venus en Géminis

Venus en Géminis para personas que tengan el Sol en Aries, Tauro, Géminis, Cáncer o Leo.

Cuando está Venus en Géminis, se hala en una disposición galante, vital y despreocupada, la persona que tiene a Venus en el signo zodiacal goza de un deleite que impregna de dicha las relaciones afectivas, por lo que requiere una vida sexual amena, además de una amistad profunda, y una sintonía mental con su pareja.

Tal vez ocurra a veces que se presente la dualidad propia de Géminis, de forma que esta persona mantenga relaciones simultáneas, circunstancias que controla adecuadamente mediante la habilidad propia del signo, aunque en los trances de mayor compromiso y riesgo, se decante por la relación que más le convenga.

Si el Sol se ubica en Aries o en Leo, el grado de pasión de esta persona propia de ambos signos acarrea un elemento de despreocupación que no le permite dejarse atar por la pareja. La persona nacida bajo el signo de Tauro mitiga la posesión merced a una actitud racional y sensata. Venus en Tauro contribuye asimismo a atenuar la sensibilidad de Cáncer, aunque, cuando se trata de una persona joven, puede expresarse mediante una locuacidad nerviosa.

Cuando coinciden el Sol y  Venus en Géminis, los rasgos del signo se acentúan y se manifiestan a través de las relaciones personales.

Los nativos de este signo, son optimistas, comunicativos y repletos de energía. Como todo signo de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, emprenden un vuelo directo a la completa fraternidad. El sentido de humor de Géminis anula los conflictos y el diálogo permanente facilita la convivencia.

Poseen una personalidad versátil, siempre deseosos de cambios, saben afrontarlos con una actitud libre de prejuicios y una pizca de juvenil irresponsabilidad, seres ágiles, flexibles, sutiles, habilidosos, complacientes, comediante, camaleón, que toca de todo un poco, pícaro, malicioso e inestable. Les agrada contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus capacidades Venus en este signo otorga seducción, alegría, coqueteo. Inestabilidad en el amor por buscar experiencias variadas y por curiosidad sentimental, pero así mismo este planeta favorece el matrimonio. En el amor son más mentales que emocionales.

Los nacidos con Venus en Géminis son personas que poseen muy buenas relaciones con sus hermanos, adoran el diálogo y poseen muchos amigos. Goza de un don para encontrar continuamente las palabras adecuadas cuando precisa hacer halagos y dejar una buena impresión. Se comunican con claridad, rapidez y astucia. Sus intereses son diversos y extensos, su insatisfecha curiosidad le lleva a establecer relaciones con todo tipo de personas, siempre indagando, investigando o discutiendo. Hablar de sus sentimientos es lo más natural para el, pues espera también de su pareja que sea franca y honesta.

Venus introduce un aspecto dual sobre este signo. Bajo su influencia se impone la llegada de lo estable, de lo armónico y lo racional decantará todo acto humano. Los éxitos sociales harán de este período algo muy positivo y la fortuna en el amor será la nota dominante. Al tiempo que se impondrá lo femenino, lo estético y el sentido más agradable de la vida. Destacará la espontaneidad en el afecto y el despego por lo material.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD