• PUBLICIDAD

Venus en Cáncer

Venus en Cáncer para personas que tengan el Sol en Tauro, Géminis, Cáncer, Leo o Virgo.

El emplazamiento de Venus en Cáncer reúne la actitud de preocupación por el prójimo característica del signo junto con el afecto y el sentimiento derivados del influjo del planeta. No obstante, la persona nacida con este hospedaje en Cáncer tiende a preocuparse demasiado por la pareja, aunque también se trate de una persona que se conduce con encantadora amabilidad y que goza de la facultad de compenetrarse con su pareja.

Alberga, además, un considerable grado de emoción que aspira a expresar mediante un amor profundo y sincero.

Si hospeda el Sol en Tauro tiene una intensidad latente, si bien la inclinación posesiva del signo puede constituir un obstáculo. Venus ubicado en Cáncer ayuda a la persona nacida bajo Géminis o Virgo, ya que compensa la despreocupación y el galanteo propios del primero, así como el retraimiento del segundo. En cuanto al nacido bajo el signo de Leo, se mitiga su tendencia a dominar la relación, si bien se expresa apasionada y dramáticamente.

Los nativos de este signo son hogareños, pasionales y sensibles. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos, sin embargo, el exceso de sensibilidad les ocasiona grandes complicaciones, constantes discusiones que los llevan a lastimar a otros sutilmente.

Los nacidos con Venus en Cáncer poseen una necesidad involuntaria de grandes emociones, que los llevan a experimentar intensas pasiones. Venus en Cáncer otorga una fuerte inclinación por la vida en familia. Son personas que adoran cocinar, cuidar la casa y lograr el bienestar del cónyuge y los hijos. Son personas románticas, cariñosas, bondadosas, que siempre buscan seguridad afectiva y estabilidad. Dotados de una gran imaginación, extrema sensibilidad, sus sentimientos pueden ser heridos fácilmente. Es una persona protectora y tenaz, pero su timidez y humor versátil puede impedir un sentimiento profundo. Evita las disputas, ama la paz y trata de resolver todos los problemas mediante el diálogo sereno.

Venus forma dualidad con Marte y se encuentra, precisamente, en exaltación en Cáncer, dotando al nativo de este signo de cierto espíritu intimista y de una determinada timidez que difícilmente podrá superar. Es necesario, por tanto, la selección de personas y ambientes cuando se quiere ayudar a un Cáncer en esta situación.
Puesto que es un signo de agua y, además, está regido por la Luna, es seguro que los lugares bañados por el mar sean los más adecuados para que un cáncer prescinda de su excesiva, en ocasiones, timidez e introversión.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD