• PUBLICIDAD

Urano en Cáncer

Cuando el hospedaje Urano en Cáncer coincide con el del Sol o el de la Luna, la persona se inclina a preocuparse y, por regla general, no consigue distenderse completamente. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el hospedaje Urano en Cáncer constituye el germen de una óptima imaginación, que la persona ha de saber expresar del modo que más le beneficie.

Puede darse un enfrentamiento entre la intención de expresar su propia personalidad y la preocupación con respecto a las ideas familiares, que si no trata de subsanar podría constituir una fuente de disputas. Esta ubicación es un buen influjo para quienes alojen el Sol en Escorpio o Piscis.

Los nativos de este signo son hogareños, pasionales y sensibles. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos, sin embargo, el exceso de sensibilidad les ocasiona grandes complicaciones, constantes discusiones que los llevan a lastimar a otros sutilmente. Poseen una necesidad involuntaria de grandes emociones, que los llevan a experimentar intensas pasiones. Urano en cáncer muestra a una generación en constante búsqueda de libertad e independencia de todo tipo de autoridad que se les imponga. El hogar es un encuentro de amistades, les agrada vivir de una manera distinta a la tradicional. Gozan el privilegio de tener padres que decidieron cambiar las estructuras familiares, evolucionar y mostrar más comprensión y tolerancia.

Puesto que Urano, al igual que Saturno, se halla en exaltación en Cáncer, es posible que su influencia represente ciertas dificultades en cuanto a la relación con los demás.

Se sentirá presa del entorno y revivirán en él sus deseos de independencia y de dejar atrás la rutina. Cuando la inventiva de Urano se une con el humanitarismo de Cáncer el resultado será el siguiente: viveza, pasión, entusiasmo…

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD