• PUBLICIDAD

Tauro y Libra

Cualquiera que desee entender una relación entre Tauro y Libra (actualmente regidos ambos por Venus) deberá contemplar los elementos. Éste es el primer paso para saber quién ocupa el primer lugar y quién el segundo en cualquier competición entre dos individuos muy distintos entre sí.

No llegues a la conclusión apresurada de que el terrenal Tauro es mucho más fuerte que el aéreo Libra, y que ambos podría reducirlos a cenizas un signo de Fuego rugiente como Aries, Leo o Sagitario. Tanto la Tierra como el Fuego pueden parecer más peligrosos que el Aire. La Tierra ciertamente es más pesada. El Fuego es ciertamente más devorador. Todos sabemos el daño que puede causar un terremoto, o un volcán llameante. Seguramente una masa de Aire (la esencia de Libra), tan etérea como es, y constantemente en movimiento, no puede causar mucho daño, cuando se la compara con una sólida montaña de Tierra, como Tauro.

Para descubrir la verdad debes recurrir a la física y la química. El aire es el principal sustento de la vida. Todos necesitamos el aire para respirar, y por tanto es reconfortante, para no decir útil tenerlo a mano. Pero sabes que, estadísticamente, el aire mata a más gente todos los años, de una manera u otra, que todos los otros elementos juntos?

Tal vez el aire sea invisible. Tal vez no tenga forma definida, y ciertamente no parece capaz de afectar a algo tan material como la Tierra. Sin embargo, si alguna vez has paseado entre los cocoteros de las Islas del Mar del Sur mientras azotaba un tifón, sabrás que las cosas no son siempre lo que parecen ser. Especialmente el Aire. Y especialmente Libra, el cardinal de los tres signos de Aire (los otros dos son Géminis y Acuario). Libra representa el elemento astrológico Aire en su forma más activa. Fin de la lección. Fin de la moraleja. Fin de la advertencia? Sí, mejor así, fin de la advertencia para aquellos Tauro que creen que pueden pisar con fuerza la Balanza de Libra y someter a estas personas apacibles.

Libra no es en absoluto pasivo, querido Tauro. Sin embargo, Libra puede parecer un pelele a merced de una personalidad más enérgica. He aquí a esta persona absolutamente encantadora (excepto cuando el o ella representa el papel de “cocodrilo malhumorado”), esta criatura de hoyuelos, hermosa o hermoso, con ojos brillantes, sagaces, con una sonrisa que entibia las fibras del corazón, y de espíritu sereno, expresión mansa e inocente y voz que trae vagas reminiscencias del repicar de las campanas de una iglesia en las alturas de los Alpes suizos.

Claro que una persona obviamente tan dulce y afable no podría entrañar una amenaza. Ah, pero los modales sosegados de Libra no son más que el suave camuflaje merced al cual la aguzada lanza de la mente lúcida y lógica de Libra puede penetrar con un mínimo de resistencia. Libra sabe muy bien que la inmadura temeridad de Aries, la ruda franqueza de Sagitario, la arrogancia de Leo, y la inconmovible testarudez de Tauro, no son más que obstáculos levantados en el camino del éxito. Redundan en perjuicio del objetivo personal concreto: ganar la controversia y salirse con la suya, que es lo único que cuenta en última instancia para Libra. Y debes admitir que este tipo de deducción es, por sí misma, una clara e inatacable muestra de la lógica de Libra.

Dices que Venus también rige a Tauro? Sí, pero con serias reservas. Venus no es la regente auténtica o natural de los Toros. Tauro sólo toma prestada de Libra la orientación y la influencia de Venus, hasta que el telescopio descubra y vuelva a identificar al verdadero planeta regente de Tauro, que es Pan-Horus. Por tanto, si bien los Toros también disfrutan de la dulzura, la ternura y la delicadeza de Venus, ésta no les dispensa todos sus favores (por ejemplo, su estrategia secreta) como a los Libra. Más o menos así como la mujer no les cuenta sus secretos a todos los hombres que guía y sobre los cuales influye, sino sólo a su auténtico amante, el que posee su corazón. Pan-Horus prodigará a los Tauro otros tipos de poder. Espera, los Toros esperan, son pacientes.

La idiosincrasia del hombre, la mujer o el niño Tauro medio tiene un componente de inercia general que hace que los Toros acaten instintivamente las costumbres de su comunidad, oficina, escuela o círculo familiar, las convenciones de la sociedad y las leyes de su gobierno. Sin embargo, si interrogas a fondo a Tauro, descubrirás que éste no obedece necesariamente porque crea que aquellas personas tengan razón y sean justas. Lo hacen porque Tauro típico está convencido de que desdeñar las convenciones y trasgredir las leyes puede generar problemas y conflictos, y Venus les advierte a los Toros que eviten semejante estado de cosas a cualquier precio, consejo que también imparte a Libra. Lo que sucede es que estos dos lo reciben y lo aplican de manera distinta. Cuando a un Tauro lo colocan en una situación límite, no le falta fuerza ni coraje. Muy lejos de ello. A la hora de la contienda, los Toros de cualquier edad, y de ambos sexos, defenderán ferozmente sus principios personales y  a sus seres queridos. Pero a Tauro le parece totalmente absurdo remover las aguas o arriesgar una agitación violenta sólo para ganar una controversia de menor cuantía.

Libra no opina lo mismo. La razón misma de existir del individuo de Libra, cuyo símbolo es la Balanza equilibrada en un punto de perfecta armonía y justicia, consiste en ganar una discusión o un dictamen intelectual, aunque su cuantía sea menor, mayor o intermedia. Si se planteara cualquier tipo de tema polémico, los Tauro típicos se limitarán a bostezar, o a encogerse de hombros, y explicarán mansamente (con esa voz sustanciosa, melosa, que compite en atractivo con la voz untuosa y cremosa de Libra) que les resulta totalmente indiferente lo que sucede respecto de una cuestión demasiado insignificante para despertar su interés o demasiado trascendente para que les incumba. Pero no existe nada que por se demasiado insignificante o demasiado trascendente, no necesite que Libra lo sopese y lo juzgue cuidadosamente.

Libra desarrolla tanta actividad mental desde el momento en que se despierta por la mañana y no puede decidir por qué lado se bajará de la cama, hasta que se acuesta por la noche y no puede decidir si se pondrá la mitad superior o la mitad inferior del pijama, es lógico que de vez en cuando se sienta un poco hastiado y exhausto. Por no decir un poco nervioso, es por eso que Libra debe descansar mucho, no es justo llamarlos holgazanes.

La mayoría de los Tauro quedan hastiados y exhaustos de sólo escuchar cómo un Libra sopesa todas estas alternativas. A los Toros les parece demencial. Lo que sientes (y por tanto sabes) es lo correcto. No permitas que nadie te aparte un ápice de tu posición… y NO HABLES DEL TEMA. Ésta es la filosofía del Tauro medio o típico acerca de las decisiones, en apretada síntesis. Para los Toros, la polémica perpetua es la ocupación más inútil, ruinosa y por consiguiente pecaminosa que se pueda imaginar. Nunca nadie gana realmente una discusión, excepto la persona que consigue dormirse y roncar hasta que termina. Nunca nadie sale victorioso de una controversia no?

No, no es verdad. Los Libra sí salen victoriosos de todas las controversias, exceptuando aquellas que los aburren rápidamente. No es extraño que triunfen, cuando uno piensa cuáles son sus armas, que Venus les pasa de contrabando. Encanto. Tacto. Hoyuelos (en algún lugar de sus cuerpos tienen hoyuelos. Todos ellos. Estén o no a la vista). Inteligencia. Adulación. Optimismo. Talante sereno y apaciguador. Voz satinada. Esa sonrisa increíble que aflora de sus facciones como un estallido de puro sol. Esa risa encantadora. Y además de contar con todas estas armas eléctricas, tienen la artería de utilizar contra vosotros cuando menos lo esperáis sus lanzas de deducción lógica. No puedo subrayar cuantas veces como sería necesario cuál es la magnitud del peligro que corren los Toros, los cuales piensan que su propia resistencia pasiva erosionará finalmente al amigo, pariente, socio, amante o consorte Libra que intenta azuzarlos, afablemente, para hacerles emprender una acción verbal o física de algún tipo.

Los Libra utilizan lo que se denomina “método socrático” de discusión. Hay que observarlos con detenimiento. Y escucharlos con cuidado. El Tauro que pone mucho empeño en resistirse y no presta atención a la lógica de Libra, puede tropezar con su propia obstinación.

Tauro y Libra es una asociación influida por la configuración de signos solares 6-8, lo cual significa que Tauro representa para Libra, la octava casa astrológica de misterio intrigante (entre otras cosas). Por supuesto.  A Libra le encantaría resolver el misterio y descubrir cómo se las apañan los Toros para mantenerse tranquilos e impasibles en medio de las controversias privadas y públicas que bullen en derredor, tan indemnes a los traumas mentales, tan ofensivamente capaces de dormir durante toda la noche, como plácidos bebés, sin sufrir nunca el insomnio y de la toma de decisiones que tortura a los Libra, a veces hasta la madrugada.. cuando el Buen Dios sabe que necesitan su sueño de belleza, su descanso, tanto como los Tauro, y aún más, para conservar su equilibrio.

Quieres saber como te irá con tu amado? Lady Astaroth 806 535 571

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD