• PUBLICIDAD

Tauro y Capricornio

Las deslumbrantes virtudes de la solidez y la fiabilidad circundan a Tauro y Capricornio con una aureola de certidumbre terrosa y terrenal. Para Tauro y Capricornio, la vida no es íntegramente gris y marrón, ni negra y azul. Pero rara vez encontrarás inútiles los colores pastel, amarillos optimistas o rojos extrovertidos en sus halos personales. Cuando estos dos animales se encuentran en el zoológico, el terreno se estremece con las vibraciones del destino. Quién puede saber cuáles son los éxitos que aguardan en el futuro al Toro y la Cabra que comparten los mismos arreos? Ellos lo saben.

Tampoco existe ninguna duda acerca del lugar hacia el cual se dirige él o ella. Hacia la cúspide. En una gran metrópolis o en un pequeño pueblo, hasta la mismísima cúspide, hasta el lugar apacible, tranquilo, donde disfrutarán de comodidad económica, donde estarán aislados de los soñadores que contaminan el aire con ilusiones y fantasías necias y con el seguro fracaso del idealismo equivocado.

Tauro y Capricornio son igualmente modestos y reservados, y ambos utilizan la moderación como una alarma interior, o sistema de seguridad, que les advierte la presencia de cualquier emoción descarriada que podrían producir un cortocircuito en el delicado mecanismo de sus ambiciones. Ahora bien, esto no implica decir que se trata de personas rutinarias, aburridas, sosas, desprovistas de humor e imaginación.  En cuanto a Capricornio, casi todos ellos tienen algún tipo de talento creativo o artístico. Muchos dibujan tan bien cuando sólo trazan garabatos distraídamente como los profesionales lo hacen cuando trabajan, y algunos se convierten realmente en pintores o escritores de primera. En cuanto a los Toros, llevan la música en el alma, independientemente del sentido común que les llena la cabeza. Muchos Tauro son cantantes, músicos y compositores famosos. Algunos se limitan a improvisar en el piano, a soplar la armónica o a pellizcar una cítara casera. Casi todos cantan en la ducha cuando están seguros de que nadie los oye. En lo que concierne al humor, Tauro es el auténtico Falstaff, o burlón de la corte, rico en risas guturales y retruécanos graciosos. El  hombre o mujer Tauro medio emprenderá espontáneamente un monólogo cómico, en la sala o en el despacho.

Las Cabras de Capricornio también poseen un sentido del humor incisivo y jocoso. Sus agudas observaciones sobre la comedia de la vida son sagaces y regocijantes, aunque normalmente formulan sus comentarios con un talante muy serio, lo cual los hace aún más divertidos. Cuando algo estimula realmente a estos individuos, son capaces de urdir historias ingeniosas, saturadas de humor mordaz, que despertarían  la envidia de cualquier comediante profesional. Así que ya ves, la combinación de Tauro y Capricornio puede ser cálida y graciosa, además de estable, equilibrada y sólida.

Igualmente, no esperes encontrarte con los hermanos Marx. Ambos nacieron bajo un signo de Tierra negativo, que no suministra terreno fértil para la frivolidad. Tauro y Capricornio son divertidos, pero no hilarantes, y no perderán un ápice de dignidad mientras bromean. No encontrarás a muchos de ellos bailando frenéticamente en discotecas bulliciosas. Prefieren pasar una agradable y tranquila velada en casa, mirando películas filmadas durante las vacaciones que pasaron juntos.

Puesto que Tauro y Capricornio es una configuración de signos solares 5-9, los campos de pastoreo donde probablemente la Cabra y el Toro encontrarán intereses comunes serán, estadísticamente, los que corresponde a los romances, los niños, la religión, los viajes, la educación y el mundo del espectáculo. A partir de allí, tal vez emprenderán  una empresa que los unirá en una gloriosa suma de esfuerzos e intenciones (si sus respectivas lunas están en armonía) o que podrá desembocar en un infructuoso choque de cuernos y un aburrimiento total ( si los signos Sol y Luna de sus horóscopos tienen un aspecto desfavorable). Sin embargo, aun en este último caso, siempre pueden utilizar la afinidad natural de todas las vibraciones 5-9 para superar los contratiempos. Es difícil que dos personas influidas por esta  configuración de signos solares estén encolerizadas o enfrentadas durante mucho tiempo. El camino de la reconciliación siempre les resulta fácil de transitar, y visible, cuando desean hallarlo.

Es posible que veas a uno que otro Capricornio que fuma peyote en el parque, luciendo un tocado de plumas y un collar de abalorios, y burlándose abiertamente de las convenciones sociales, pero si lo veis, podéis estar seguros de que se trata de un alma perdida y solitaria, que se refuerza desesperadamente por demostrar algo.. quién sabe qué. Éstos no son la indumentaria ni el comportamiento naturales de Capricornio normalmente estable y formal, y ciertamente tiene que haber un elemento de ligera neurosis o de insatisfacción con la vida en el humo que se desprende de la pipa de la paz.

También es posible que tropieces con un Tauro poco común que va al banco conduciendo un llamativo deportivo amarillo y que agita una pandereta rosada mientras hace un fuerte ingreso en efectivo, pero lo más probable es que sólo esté tratando de deslumbrar a la cajera para satisfacer sus anhelos sentimentales típicos de Venus. A la larga es realmente mejor que sepas quién y que eres, y que seas fiel a la imagen de tu propio signo solar. Aries no debe empeñarse en ser dócil y humilde. Virgo no debe martirizarse tratando de ser negligente e informal. Tauro y Capricornio no deben tratar de ser gitanos delirantes. No les sienta. A menudo le sienta a los Acuario, pero no a éstos dos.

También es improbable que Tauro y Capricornio se introduzcan juntos en el mundo de las drogas. La mayoría de los Tauro no necesitan realmente el acicate adicional de un estimulante, porque sus sentidos sintonizan nítidamente el entorno. Los Tauro pueden olfatear extáticamente, durante horas, un guisante de olor o una zinnia, contemplando su forma y color y aroma…. hasta que les pica un abejorro iracundo. En cuanto a los Capricornio típicos, no soñarán con librarse a una distracción ilegal, y menos todavía si ésta puede aplazar o bloquear el ambicioso escalamiento de la montaña, regido por Saturno, o si puede causar escándalo.

Capricornio desea sobre todo, que sus amigos, parientes y vecinos, y la sociedad en general, las acepten y respeten. Cuando los científicos se decidan a apartar las narices de sus tubos de ensayo y a investigar seriamente la astrología, encontrarán un porcentaje realmente pequeño de Tauro y Capricornio  en los sanatorios y centros de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos, porcentaje éste que contrastará con el de otros signos solares. Por supuesto, hay excepciones aisladas que confirman la regla, pero son pocas.

Muchos Tauro y Capricornio comparten con Leo el amor por las piedras y los metales preciosos.  A los extravagantes Leo les gusta lucirlas y cuanto más llamativas mejor.  A Tauro les gusta exhumarlas, estimulados, en un sentido creativo, por la emoción del descubrimiento, a medida que excavan las entrañas de la tierra en busca de turquesas, oro, plata o diamantes. A Capricornio le gusta utilizarlas para moldear objetos de arte prácticos, y la Cabra satisface a menudo estas secretas tendencias artísticas mientras pule el bronce. Sin embargo, el objetivo final de Tauro y Capricornio consiste en encontrar  a los vanidosos Leo que comprarán sus mercancías, para así ganar dinero que significa SEGURIDAD. El gran talento de los regidos por Saturno consiste en hallar tesoros ocultos, sepultados entre la basura, las latas abolladas y los vidrios rotos de la vida. Literal y simbólicamente.

Capricornio se transforma en adultos entre los dos y los tres años de edad. Los Tauro deciden aproximadamente a la misma edad cuál será la magnitud de sus futuros imperios financieros. Así que poco importa si éstos dos son jóvenes o viejos cuando se asocian. Sus objetivos son idénticos. Tauro y Capricornio conocen la forma de vida del mundo circundante. Son sus mundos interiores los que les causan contratiempos. Ambos desbordan un sentimiento que no quieren dejar traslucir.. y ambos experimentan una profunda necesidad de afecto y estima que no se avienen a pedir. De modo que ahí están plantados como dos montañas, el uno junto al otro, ávidos de consuelo y compenetración humanos, y cada uno rechaza tercamente las tímidas insinuaciones de amistad del otro, o sus demostraciones de franco afecto.

Los niños son personas diminutas que ven y demuestran con sencillez la magia que sus mayores han olvidado al pasar por las experiencias atemperantes de la vida. Como Tauro y Capricornio han permanecido tan poco tiempo en la infancia, no han tenido ocasión de disfrutar de algunos de aquellos trucos mágicos. Cómo compensar aquellos años perdidos de la niñez? Es fácil. Tauro puede decirle a Capricornio “vamos a darnos un chapuzón desnudos en el arroyo, y el que llegue último es cola de perro” entonces Capricornio puede contestar a Tauro, “vamos al basurero y disparemos algunos fuegos artificiales”. Mientras estén allí pueden trepar un árbol, jugar con una rana, olfatear guisantes, mecerse en un neumático viejo y después… los dos vuelven libres a casa.

Quieres saber como te irá con tu amado? Lady Astaroth 806 535 571

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD