• PUBLICIDAD

Saturno en Leo

El fuego, el entusiasmo y la exuberancia de Leo se oponen por completo a los rasgos serios, prácticos y constructivos de Saturno, aunque no entran en conflicto. Esta posición del planeta hace que la persona tenga necesidades materiales, objetos y servicios de alta calidad, que se combinan con una actitud perfeccionista y el deleite con las ceremonias. Además es detallista en el trabajo y revela una ambición estimable, además de una firme y soberana actitud ante la vida, sobre la que adopta sólidas opiniones.

El hospedaje de Saturno en Leo respalda la existencia convencional, por lo que la persona se adapta al estilo de su propia generación. Cuando hay otros astros que apoyan el alojamiento de Saturno en Leo, surge la aptitud de asumir responsabilidades y dotes de mando, que se acompañan de un ápice de suntuosidad.

Leo es servicial, atento y romántico, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Loa nativos de este signo necesitan sentirse siempre como auténticos vencedores en todo lo que emprenden y de ningún modo se deprimen por algo que no han conseguido. Es un signo de fuego, se destaca por su vitalidad y optimismo. El fuego radiante, ardiente y expresivo, se consagra especialmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesita para efectuar las tareas cotidianas.

Saturno en Leo muestra una persona que suele tener posiciones de autoridad o de responsabilidad, de confianza u honor, con gran anhelo de poder. Aparenta ser una persona fría y calculadora pero le resulta difícil ser cordial. Es un poco introvertido, se tiene poca confianza por lo tanto le cuesta hacer lo que le dicta su corazón. Oculta o disimula sus sentimientos, es todo un desafío para él mostrar sus emociones ya que teme ser defraudado. Es un ser que siempre desea tener la última palabra y el control de todo. También le resulta difícil admitir sus propias limitaciones o debilidades.

Parece ser que Saturno confiere ciertas maneras en el trato con las demás personas por parte del nativo de Leo: el amor aparece como único protagonista y por encima de cualquier otro interés.

Aunque puede suceder que Saturno se halle en posición negativa respecto a Venus o la Luna. En este caso ni siquiera el amor podrá hacer que el nativo de Leo se sienta satisfecho y solamente los buenos aspectos de los planetas enumerados trocarían semejante situación. Cuando se mezcla el pesimismo de Saturno con la altivez de Leo, el resultado se acercará mucho a todo lo referente a la diplomacia.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD