• PUBLICIDAD

Saturno en Cáncer

En esta ubicación de Saturno en Cáncer, tienen una importancia clave los antecedentes familiares, que representan un influjo más intenso de lo que se pueda suponer, dado que aquello que la persona haya aprendido durante la niñez se altera y se tergiversa en menor medida que en otros casos. Tal vez en la mocedad viva bajo una parquedad y una timidez más intensas de lo común, por lo que ante un reto recurrirá a la defensa propia del signo.
Saturno en Cáncer inspira valor, aunque la persona albergue un intenso sentido de la conservación de la existencia y no le guste asumir riesgos. El hospedaje de Saturno en Cáncer puede mitigar el elevado grado emocional que presenten los alojamientos de otros planetas.

Los nativos de este signo son hogareños, pasionales y sensibles. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos, sin embargo, el exceso de sensibilidad les ocasiona grandes complicaciones, constantes discusiones que los llevan a lastimar a otros sutilmente. Poseen una necesidad involuntaria de grandes emociones, que los llevan a experimentar intensas pasiones.

Saturno en Cáncer muestra a una persona con gustos sencillos y son moderados en sus gastos. Es una persona hábil con las gestiones de casas o terrenos. Poseen un hogar estable, pero muestra cierta inhibición emocional, le resulta difícil mostrar sus sentimientos, esto podría proceder de una infancia no muy feliz. Es capaz de asumir grandes compromisos para mantener el bienestar de su familia, pero debería modificar su actitud y comenzar expresar sus sentimientos.

Cuando Saturno está en exilio en Cáncer, su influencia tenderá a ser negativa. Para los nativos del cangrejo, las dificultades aparecerán una tras otras, así como las tristezas por lo que de nuevo retornará a ellos ese pesimismo que les atormenta.
En esta etapa también será patente la preocupación por los negocios y la economía.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD