• PUBLICIDAD

El Niño y Niña Aries

como es segun su signo, ARIES niño, como son los niños ARIES, caracteristicas, niña ARIES, ARIES, los nacidos, signo solar, astrologia, caracteristicas de los niños pequeños ARIES, rasgos de personalidad, personalidad de ARIES, los ARIES, un año, bebe ARIES, dos años, caracter, tres años, cuatro años, cinco años, desarrollo del niño ARIES, lady astaroth

El Niño y Niña ARIES

Aries es el número uno, y los niños y niñas de este signo se esfuerzan por que siga así. Con sus cuerpos fuertes y activos y sus mentes inteligentes y alertas, esto nunca les resulta demasiado difícil, pero cuando se desvanece la novedad de un desafío, el el niño y niña Aries puede perder su entusiasmo. El niño y niña Aries busca diversión y excitación, y  a falta de algo mejor, él mismo las creará.

El niño y niña Aries está dispuesto a probarlo todo, y suele hacerlo con un entusiasmo que bordea la hiperactividad. Caracteriza al temperamento Aries  su impulsividad, mientras que la energía mantiene sus cuerpos en constante movimiento excepto cuando duermen, las necesidades emocionales les impulsan a apoderarse de un juguete o gritar furiosos a un adulto que les domina, el espíritu valeroso les convierte en líderes naturales a los ojos de los demás niños. Es difícil sosegar a estos niños Aries cuando llega la hora de acostarse y más difícil mantenerlos alejados de peleas.

Una de las consecuencias de su agitada e incansable actividad, que sin duda trastornará a los padres, es su proclividad a sufrir accidentes, sobre todo golpes en la cabeza, cortes y quemaduras. No obstante, los padres pueden tranquilizarse al saber que esta tendencia característica de Aries está compensada con su proverbial fortaleza, por una constitución con frecuencia vigorosa y la capacidad de recuperarse para no socavar la confianza en sí mismo de su hijo con una protección excesiva y su preocupación. Al niño y niña Aries hay que enseñarles a tener precaución, pero dándoles siempre suficiente rienda suelta para que gasten su abundante energía.

La impulsividad de Aries también puede hacer que el niño y la niña se deslicen por otras pendientes. Cuando, con una encantadora ingenuidad, el niño y niña Aries de cuatro años le dirige un insulto abrupto e inesperado, puedes palidecer ante la brusquedad de semejante ataque frontal, pero cuando te rodea el cuello con sus bracitos y te dice cuanto te quiere, debes saber que esa efusión  proviene de la misma fuente de simplicidad y espontaneidad, que es la manera característica de expresarse del Aries.

Pensarás que todos los niños se comportan de ese modo, y hasta cierto punto así es. Pero hemos de señalar que también los Aries adultos son infantiles en algunos aspectos, sus intereses cambiarán, pero en su forma de abordarlos actuarán con el exasperante egotismo y,  a la vez, con la cautivadora inocencia del niño.

La paciencia, atributo poco corriente en los niños pequeños, es todavía más escasa en el niño y niña Aries. Quiero esto! insistirá una y otra vez. Incluso cuando crezca y sea más razonable esa será la única justificación que considerará necesaria para la satisfacción inmediata de su deseo. Su determinación puede ser formidable, y por ello la varita mágica de la distracción sea tal vez poco útil en tu caso. Lo mejor que puedes hacer es prepararte para lidiar con una vehemente agitación hasta encontrar alguna solución viable.

El niño y niña Aries puede parecerte especialmente exigentes a determinada edad, sobre todo en esos momentos del ciclo de desarrollo en que las exigencias son fuertes y definidas pero las capacidades están todavía muy por detrás. Si puedes aguantar estos períodos frustrantes serás recompensada por la creciente competencia y seguridad en sí mismo que sin duda observarás en tu hijo o hija.

Aries comparte con los otros signos de fuego (Leo y Sagitario) una intensa necesidad de expresarse. En el niño y niña Aries este rasgo aparece como autoafirmación, que puede revelarse en los primeros años como simple agresión y posteriormente, cuando es más importante la relación con los niños de su edad, como competencia para conseguir halagos. Es más conveniente fomentar la tendencia natural de estos niños que reñirles y enmendarles. Lo mejor que puedes hacer es alentar a tu niño o niña Aries para que sobresalga en los deportes competitivos y juegos, en lugar de intentar refrenar su intensa energía, pues en ese caso esta energía reaparecerá en alguna forma menos aceptable, como por ejemplo el ensañamiento con el gato. Nada puede detener la fértil y creativa energía del niño y niña Aries, por lo que es mejor aceptarla como algo natural.

El niño y niña Aries está tan lleno de energía positiva que los padres no tienen que preocuparse porque a su hijo o hija Aries puede dominarle otro niño, excepto quizás otro niño o niña Aries, pues probablemente encabezará todas las aventuras o al menos competirá por el liderazgo. Muchos otros niños se sentirán atraídos hacia el que está tan seguro de sí mismo, al que a veces incluso está dispuesto a enfrentarse con adversarios adultos y que toma la iniciativa de asignar roles y materiales a los demás miembros de un grupo de juego. Atrevimiento, espontaneidad y decisión son algunas de las cualidades que el niño y niña Aries posee plenamente. No obstante, su efecto sobre los demás puede ser en ocasiones abrasivo. Inevitablemente el niño y niña Aries tendrá que enfrentarse con las personalidades magulladas y las sensibilidades ofendidas de algunos compañeros de juego, en especial si hay entre ellos algún chico mayor, el cual puede que no vea ningún ídolo en ese pequeñajo mandón.

Puedes ayudar a estos niños de una manera cuya importancia es fundamental, si logras alentarles a practicar la receptividad en cualquier forma. Dado que el movimiento es tan importante para el niño y niña Aries, intenta ayudarles a desarrollar su atención al movimiento a su alrededor por medio de juegos de observación que puedes practicar con el pequeño. Por ejemplo, mirar, con las orejas tapadas, un espacio abierto (la esquina de la calle, un solar en construcción, a través de una ventana…) y describir con sutiles acciones que puede descubrir. Aprender a cooperar forma parte del juego. Con niños más pequeños o con la actividad verbal menos desarrollada, puedes tratar de crear en equipo un arca de Noé de plastilina.. cualquier cosa en la que uno no ha de trabajar en el mismo objeto al mismo tiempo, sino en que el esfuerzo de grupo para crear algo es una agradable necesidad.

La creatividad es, en efecto, de importancia esencial para el niño y niña Aries, ya se trate de algo artístico o de alguna actividad o acontecimiento que el niño ha desencadenado. No obstante, puede que no se interese en absoluto por el resultado inicial, y puede estar perfectamente dispuesto a abandonar un proyecto en cuanto se ha puesto en marcha u otros se afanan por continuarlo. Es fácil paliar esta tendencia en el niño o niña Aries pequeño, para el que el interés intrínseco de trabajar con nuevos materiales es justificablemente más importante que un producto acabado, pero puede llegar a ser un problema cuando el niño crece y deja trabajos escolares sin terminar, proyectos creativos o ideas para actividades.

La Astrología facilita a los padres la percepción necesaria para saber cómo ayudar al niño y niña Aries a aprender el valor que tiene la prosecución de lo que han iniciado con entusiasmo. No será fácil, ya que esto va a contrapelo de la tendencia Aries, pero si logra animarles para que piensen a fondo en las consecuencias de sus actos y sus efectos sobre los demás, les habrá iniciado en la construcción de los músculos sociales que más tarde pueden ser inapreciables para su éxito en la vida.

Puede parecerte que tu niño o niña Aries desborda promesas y talento. Dese luego, este signo está lleno de potencial, en cierto sentido, con una ligera ayuda podrá llegar a ser una persona creativa, diestra y madura, que sabrá hacerse valer con energía y también aceptar debidamente lo que ofrece a los demás.

DESARROLLO DEL NIÑO Y NIÑA ARIES

Desde el Nacimiento hasta el primer año de Niño y Niña Aries

Incluso antes de nacer, el bebé Aries hace notar su presencia por sus incansables movimientos de pies y manos, y su presencia por sus incansables movimientos de pies y manos, y su salida al mundo puede ser ruidosa. Este bebé Aries expresa muy claramente sus necesidades y deseos, los padres pronto se acostumbraran a sus rabietas punteadas por los enérgicos movimientos de las extremidades. Parece impaciente por levantarse y hacer cosas, y las rabietas son realmente el resultado de su frustración por la lentitud con que se desarrollan. De hecho, es probable que apresure ese desarrollo. Algunos bebés Aries intentan ponerse en pie a los siete meses, aferrándose a los muebles en un intento prematuro de caminar, y pueden llegar a andar solos a los nueve meses. Al principio puede resultar muy difícil prescindir de mecerle en la cuna y arrullarle con el sonajero hasta lograr que se duerma, pero te encantará su vigor cuando está despierto, y la valentía con que vuelve a la carga tras caerse una y otra vez será toda una lección para ti. El niño y niña Aries se sienten felices de estar por fin en el mundo, que uno no puede dejar de compartir su satisfacción.

Un año del Niño y Niña Aries

Con la nueva independencia que permite el caminar, surge la disposición individual básica del niño y niña Aries. Está decidido a triunfar sobre los demás. No sólo repite sus insistentes exigencias una y otra vez, sino que es improbable que obedezca a sus negativas cuando gira los mandos de la estufa o trepa la estantería. Puedes quitar temporalmente esos mandos, pero a menudo es necesaria la coacción física para evitar que el pequeño se haga daño. Lamentablemente, cuando se le contraría, sobre todo si el pequeño o pequeña Aries de año y medio, es muy probable que estalle en una típica rabieta con lloros y pataleos. Es posible prevenir tales estallidos proporcionándole suficientes juguetes de acción con los que pueda gastar su energía, por ejemplo juguetes de resorte, pelotas, un caballo de balancín, un martillo de juguete….

Dos años del Niño y Niña Aries

A los dos años, el niño y niña Aries a menudo sabe lo que quieren, y al cabo de seis meses es probable que no muestren la indecisión característica de los pequeños de dos años y medio. Algún niño y niña Aries pueden incluso haber “decidido” que ya es hora de prescindir de los pañales y tomado medidas para corregir la situación. El creciente dominio del lenguaje les ayuda en su esfuerzo de afirmar su voluntad, pero el padre astuto puede utilizarlo también para dominar al pequeño con lisonjas de humor. Cuando, a los dos años y medio, se resisten a que les vistan, así como a otras acciones rutinarias, trate de darles cierto protagonismo, preguntándoles por ejemplo, quieres llevar una camiseta roja o naranja?

A los dos años el niño y niña Aries es un atrevido explorador. Si se le envía a la guardería a esa edad, probablemente sorprenderá a todos al mostrar la independencia respecto a sus padres: desde el primer día mostrará un gran interés por ver qué pasa allí. No obstante, puede ser muy agresivo en el inevitable combate por los juguetes, quizás hasta tal punto que los demás niños no jugarán con el. Pero, naturalmente, no hay que culparle por ello,  pues es más una expresión de su inmadurez que otra cosa. Lo que debes hacer es redirigirle y proporcionarle tantas compensaciones como sea posible. Las alabanzas por sus hazañas físicas obran maravillas.

Tres años del Niño y Niña Aries

Al niño y niña Aries le encanta ser el primero, y si tu Aries de tres años se resiste a ir al baño cuando es evidente que ha de ir, la mejor forma para que deje de jugar y haga lo que debe es que empieces a ir en la dirección deseada diciéndole provocativamente: “Yo primero”. Eso siempre da resultado. Su creciente competencia física hace que el niño y niña Aries de esta edad pueden disfrutar contemplando excavadoras y tractores niveladores, imitándolos luego, con toda su gama de sonidos, cuando juegan con sus cochecitos o triciclos. A esta edad es realmente divertido estar con ellos, y su vigor puede ahora canalizarse para que jueguen con otros niños. Sin embargo, es muy probable que el juego sea competitivo y tendrás que vigilar para evitar formas más físicas de agresión cuando sea necesario. Recuerda que pueden cansarse en seguida, sobre todo a los tres años y medio, y cuando están fatigados pueden armar ruidosos escándalos.

Cuatro años del Niño y Niña Aries

El intrépido Aries de cuatro años parece preparado para todo e impaciente por usurpar el poder y la autoridad del adulto. Debes ser circunspecta al dar instrucciones a tu niño y niña Aries y es probable que debas evitar las colisiones frontales con el o ella. Su reacción puede variar desde una rudeza insolente hasta dar patadas, escupir, morder y amenazar obscenamente. A veces puede ser necesario replicar a tales arrebatos con castigos físicos, pero las azotainas deben ser poco frecuentes. La agresión reprimida bruscamente con más agresión se plasmará de otras maneras. Por ejemplo, el niño y niña Aries puede romper sus juguetes o dirigir su hostilidad hacia su hermano menor. Y convencido de que la travesura sólo “cuesta” una azotaina, es posible que el niño y  niña Aries no aprenda a autodominarse, una lección muy necesaria para el niño y niña Aries.

No eres la única que ha de aguantar el descaro de tu niño y niña Aries, ahora puede molestar más a sus hermanos mayores. Básicamente necesita una salida a su agresión. Un equipo para jugar al aire libre o, si es posible, un banco de trabajo con herramientas auténticas, podrían ser los canales para dirigir esta energía.

Cinco años del Niño y Niña Aries

Los padres que ya se han acostumbrado a la belicosidad de su enardecido niño y niña Aries, probablemente se sorprenderán ante la paz que impera en casa cuando el pequeño llega a los cinco años. Es mucho más fácil tratar con el o ella a esta edad, y hasta es posible que asuma por su cuenta la exacta ejecución de tareas que antes no se le podrían haber confiado. Además, realizará esas tareas con una considerable rapidez, incluso con un auténtico afán.

El niño y niña Aries puede dar la impresión de correr o trepar continuamente, y tendrá que reponer su abundante energía engullendo velozmente su comida. La hora de la comida puede ser solamente la breve parada de su veloz locomotora para cargar agua. Todo lo que los padres puedan hacer para sosegarle, desde una conversación interesante hasta darle alimentos que requieran considerable tiempo para cortarlos y masticarlos, hará un gran bien a estos torbellinos de niño y niña Aries.

El niño y niña Aries de cinco años será más capaz de expresar verbalmente su agresión y a veces puede fingir una travesura a fin de tomarte el pelo. Algunos niños Aries pueden tener una gran dificultad para controlar sus impulsos beligerantes, y sufrir pesadillas en las que aparecen como víctimas de esos impulsos. Estos temores generalmente se disipan con el juego activo.

Si das suficiente importancia a las recién habilidades adquiridas por tu niño y niña Aries y le concedes nuevos privilegios por su comportamiento aceptable, su entusiasmo y su nueva manera de enfrentarse al mundo que está conquistando también te llenará de satisfacciones.

 

Quieres una tirada de Tarot GRATIS personalizada? Pues no tienes más que comentar y compartir cualquier vídeo de Youtube del Tarot de los Signos y Tarot del Amor del Zodíaco para participar en el sorteo de 12 Tiradas de Tarot Personalizadas cada mes!

PROMOCIÓN: Una tirada personalizada por skype por tan solo 5€.

Quieres saber como te irá con tu amado? Lady Astaroth 806 535 571

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD