• PUBLICIDAD

Neptuno en Tauro

No hay personas vivas con Neptuno en Tauro. Cuando se aloja Neptuno en Tauro, la persona puede manifestar inquietudes artísticas, ya que alberga un marcado sentido estético que debe cultivar si no desea que se deforme. El efecto de Neptuno se revela asimismo a través de un acentuado egocentrismo, que se traduce a menudo a falta de tacto, ya que la persona se deja arrastrar por la sensualidad hacia goces vulgares y conformistas.

Por otra parte, la sensibilidad utilitaria que provoca el alojamiento de Neptuno en Tauro, bajo un aspecto inarmónico, lleva a la persona a cometer excesos en la mesa y en las relaciones sexuales. Si bien puede resultar una persona genial, debe procurar eludir ideologías extrañas que podrían hacerle sucumbir en una neurosis obsesiva.

La imaginación y dotes artísticas se enfocan a lo material y cotidiano, a transformaciones estéticas. Las personas con Neptuno en Tauro son sensibles hacia las necesidades de los demás. Intuición en temas económicos.

A Neptuno se le asocia a menudo al deseo de huida y evasión, características que a un Tauro le convierten en un soñador. Amantes de la naturaleza y el arte, los Tauro nacidos bajo el influjo de Neptuno, favorecen su dedicación a los negocios llevados a cabo en asociación con otros.
Sin embargo, en estas relaciones han de ser precavidos para evitar estafas y desajustes financieros.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD