• PUBLICIDAD

Neptuno en Escorpio

Nacidos entre 1956 y 1971. La persona que tenga Neptuno en Escorpio, alberga interés por el conocimiento, sensibilidad perspicaz y mente aguda, rasgos que pueden constituir una persona genial. Vive la sexualidad al margen de los prejuicios y siente atracción por las ciencias ocultas. Si Neptuno revela disonancia con otras posiciones planetarias, la persona se deja llevar por la crueldad, la perversión y la indisciplina, de manera que se complace en la maldad.

El nativo de Escorpio es impetuoso, apasionado, muy susceptible, intuitivo y concentra todas sus energías en lograr lo que se propone, aunque son muy temidos porque descubren el punto débil de los demás y saben como y cuando usarlo. También suelen ser un poco negativos y depresivos cuando las cosas no ocurren como lo desean. El posesivo Escorpio no resiste la traición, usualmente compite por tener el control de la situación. Es ardiente, pasional y tierno, pero su inseguridad emocional lo perturba ya que es profundamente celoso. Se juega todo por las personas que quiere. Este signo pertenece al elemento agua y regido por los planetas Marte y Plutón, dispone de un extraordinario exceso de energía que puede manifestarse inesperadamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos.

Neptuno en Escorpio muestra a personas magnéticas pero confusas emocionalmente. Poseen gran interés por lo misterioso, lo oculto, les agrada indagar, saber todo. Experimentan sentimientos y emociones intensas. Son intuitivos, creativos y ambiciosos. Sienten un profundo interés por las filosofías enigmáticas y poseen predisposición a admirar los deseos instintivos, considerándolos como algo espiritual.

Se acepta que Neptuno incide en las personas nacidas bajo el signo de Escorpio de una manera íntima, es decir, referida más al mundo de las ideas que al mundo de las realidades.

Algunas escuelas astrológicas de nuestro tiempo explican que la influencia de Neptuno en los nativos del signo Escorpio, les obliga a reflexionar sobre lo trascendente y etéreo, lo cual les lleva a configurar un mundo de misterio próximo a las realidades simbolistas y emblemáticas.

Si se funde el comedimiento de Escorpio con el concepto místico, característica clave elegida para designar al planeta Neptuno, se obtienen resultados próximos a significados referidos a intuición y clarividencia.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD