• PUBLICIDAD

Horóscopos. La Mujer Géminis

COMO RECONOCER A LA MUJER GÉMINIS

Como su hermano de horóscopo conserva durante mucho tiempo un aspecto joven, con una silueta flexible y una cintura de avispa. De rasgos finos, a menudo bonita, tiene también el rostro triangular y la mirada vivaz. Sin embargo, carece de verdadera femineidad y es frecuente que los hombres no la encuentren atractiva. Buscan su compañía porque es ingeniosa y con personalidad, aunque disfrutan menos cuando son ellos las víctimas de su mordacidad. No puede evitar ser agresiva, atacando sin ser atacada o hundiendo con una palabra al ingenuo que la corteja.

Hay menos diferencia entre el aspecto de los hombres y las mujeres de este signo que con los demás del zodíaco. Ambos tienen un aire adolescente y andrógino. La mujer Géminis manifiesta cierta brusquedad en sus maneras, es de contestaciones rápidas, a veces secas, y hay en ella algo de varonil.

LA SALUD DE LA MUJER GÉMINIS

Todo depende de su sistema nervioso y de su equilibrio psicológico. Cuando no tiene demasiados problemas, afectivos o de otro tipo, su salud es excelente, está perpetuamente en movimiento, por no decir agitada, y aparece risueña y locuaz. Cuando las cosas le van mal sufre diversos trastornos que van desde la jaqueca hasta dolores indefinidos, desde trastornos menstruales hasta toses persistentes: puede ser cualquier cosa. Se trata sobre todo, de tener algo con que justificar su insatisfacción, su angustia, su agresividad, sus nervios, precisamente, todo lo que le reprochan cuantos la rodean. Como el hombre Géminis, debe vigilar las vías respiratorias superiores, pero su principal punto débil es el sistema nervioso central.

En buena lógica, pues, debe evitar todo lo que pueda acarrearle un desequilibrio, trasnochar, el alcohol, el tabaco y una vida demasiado agitada, que le entusiasma pero que no puede llevar sin pagar las consecuencias. Aunque necesite aire puro, lo que de verdad le gusta es la ciudad y sus diversiones. Por tanto, debe obligarse a romper su ritmo de vez en cuando y descansar algunos días. Pero con una condición, que no corra el riesgo de aburrirse y que no esté sola demasiado tiempo. De lo contrario, su fondo melancólico sale a la superficie y el remedio es peor que la enfermedad.

La mujer Géminis tiene tendencias maníaco-depresivas muy evidentes. Necesita, por tanto, que su entorno sea tonificante y equilibrado y llevar una higiene de vida bastante estricta. Le conviene mucho realizar ejercicios de relajación.

MODO DE SER DE LA MUJER GÉMINIS

Antojadiza, caprichosa, con bruscos cambios de humor, la nativa de Géminis tiene dificultades de comunicación, aunque la busque. Dice a la ligera lo que piensa, y a menudo juzga apresuradamente. Sin embargo, cuando deja traslucir la faceta ingenua e infantil de su naturaleza, es conmovedora. Cuando se burla de los demás, no es consciente del dolor que pueda ocasionar.

Presiente oscuramente que hay algo de incompleto en ella, o algo que no puede alcanzar en los demás, quizás se trata de una pasión a la que no logra entregarse. La mujer Géminis querría ser inmoral, pero sólo es amoral, e incluso no tanto como quisiera. Tiene la honradez de reconocer que cuando le ocurre una catástrofe es probablemente porque ella la ha provocado.

Solo respeta a quien se le opone, ya sea con una autoridad fuerte o con una actitud flemática. Se siente tranquilizada cuando el otro se niega a entrar en su juego, y el torbellino que la arrastra deja de girar.

LAS APTITUDES DE LA MUJER GÉMINIS

Encontramos a la mujer Géminis las mismas profesiones que atraen a los hombres del mismo signo, sabe buscar, establecer contactos y llamar a las puertas, sobre todo cuando sus intereses directos no están en juego. Es buena periodista, entrevistadora, encargada de prensa y relaciones públicas. Se interesa por el mundo del espectáculo, redacta con facilidad y es una buena intérprete o traductora. De hecho, se adapta a todas las profesiones. Es también buena camarera, rápida y dotada de una excelente memoria, como mujer de negocios, es capaz de luchar en pie de igualdad con los hombres más competentes. También puede ser muy buena mujer Pólux se las arregla mejor en la vida que la mujer Cástor, más dependiente y menos audaz. Esta última es bastante tímida, a pesar de las apariencias, lo que a veces le hace parecer torpe.

COMO AMA LA MUJER GÉMINIS

En el fondo le gustaría tener una vida afectiva como los demás, a condición de no aburrirse con el compañero que haya elegido. Pero es de carácter difícil y vengativo, puede romper con su compañero en un momento de irreflexión, sin haber querido que se la tome al pie de la letra. Tiene demasiada tendencia a creer que las cosas siempre se pueden arreglar con una palabra amable o con una sonrisa seductora, y se arriesga a que el hombre de su vida, cansado de aguantar, la abandone para siempre.

Carece de sentido de la fidelidad, y permite al otro todas las locuras que se perdona a sí misma, siempre que no se sienta traicionada sentimentalmente. Esa ambigüedad le complica bastante las cosas.

Cuando haya adquirido un poco de madurez, puede contraer matrimonio con un hombre por quien, si no amor, sienta una buena amistad. El hombre encontrará en ella una valiosa consejera, inteligente, lúcida e intuitiva, pero no debe agobiarla con exigencias ni pedirle grandes manifestaciones de afecto. La mujer Géminis ama a su manera, con encanto pero con brusquedad, piensa que las cosas importantes no necesitan ser dichas.

Acepta fácilmente el divorcio, adaptándose tan bien a la soledad como a un nuevo compañero, considera que los hijos lo comprenden todo, siempre que se les explique las cosas con naturalidad. Como madre los educa bien, respetando su personalidad y sin protegerles en exceso.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD