• PUBLICIDAD

Mercurio en Tauro

Mercurio en Tauro incluye a personas que tengan el Sol en Aries, Tauro o Géminis.

Es una ubicación compensada para Mercurio, que brinda apoyo al nacido con el planeta en Tauro para que piense de forma edificante y metódica. Por ello tal vez en ocasiones sea lento, aunque por regla general el efecto de Mercurio aporta un factor constructivo y pragmático que resulta provechoso cuando ha de expresar su opinión.

El hospedaje de Mercurio en Tauro provoca que el rendimiento académico durante los primeros años no sea óptimo, sin embargo, merced a un notable caudal de retentiva mnemotécnica, el niño con Mercurio en Tauro sedimenta un poso que resultará de gran valía para emprender un futuro provechoso, pues esta posición refuerza acentuadamente la memoria. Al mismo tiempo, existe una propensión a la terquedad, por ese motivo, una vez que el nacido con Mercurio en Tauro se esboza una opinión, con frecuencia no la cambia.

A pesar de que este aserto no sea siempre así, puede que se complazca revelándose más inflexible de lo que es realmente, sobre todo cuando el Sol se aloja en Aries o en Géminis, aunque Mercurio influya mitigando benéficamente la precipitación propia de ambos signos y les inspire la paciencia precisa.

En cuanto a la persona con el Sol y Mercurio en Tauro, es parsimoniosa, firme, cauta y considerada, en discurso y opiniones.

Los nativos de este signo son equilibrados y flexibles. Son resistentes, leales, tolerantes y muy estables. Dogmáticos, hogareños, trabajan incasablemente para conseguir sus objetivos. Les complace la ostentación, el conocimiento, las posesiones fastuosas. El entorno y el bienestar material los tranquiliza. No existe la casualidad, los acontecimientos son ideados y proyectados celosamente. No existen obstáculos para sus acciones destinadas a concretar sus metas. Los signos de tierra, como este, se fían solo de lo que pueden valorar con sus sentidos físicos y demandan resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Mercurio en Tauro otorga a las personas una mente que no piensa con ligereza ni toma decisiones rápidas. Su opinión es digna de crédito. Son personas muy reservadas, muy buenos consejeros y muy fiables para guardar secretos. Su mente no es muy brillante u original pero tienen gran capacidad para hacer dinero o progresar en cualquier labor relacionada con las finanzas. Amantes de las diversiones, la música, el arte y la literatura. Son sociables y muy queridos. Se comunica de forma prudente, organizada y práctica, dotado de un pensamiento lógico, utilizando buenos argumentos.

Mercurio está considerado como un planeta neutro. Cuando ejerce su influencia sobre Tauro provoca en los nativos de este signo una gran preocupación por el aspecto práctico de cualquier cuestión.

Primará entonces el sentido común y su proceder metódico. Es un tiempo, por tanto, especialmente indicado para la negociación a todos los niveles.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD