• PUBLICIDAD

Mercurio en Leo

Mercurio en Leo para personas que tengan el Sol en Cáncer, Leo y Virgo.

La persona nacida con Mercurio en Leo está dotada de la facultad de planificación, pues trabaja sensata y metódicamente, aunque se inclina al dogmatismo y a veces se comporta con terquedad.

Con tendencia a expresarse mediante un lenguaje arcaico y grandilocuente, al mismo tiempo resulta decidida y práctica, además de gozar del entusiasmo y la energía mental precisos para emplearlos en aquello que más le gusta.

Posee un notable poder de concentración, por lo que resulta ordenada y responsable en el estudio. Cuando se revela el impulso creativo de Leo ha de aprovecharlo y esforzarse en desarrollarlo completamente, ya que el sentido leonino del drama se deja ver cuando la persona se expresa.

La persona nacida con Mercurio en Leo es capaz de sorprender teatralmente a los que están a su alrededor cuando diserte o pronuncie una conferencia, aunque ha de esmerarse en mejorar su adaptabilidad y hacer más caso de las opiniones de los demás.

Cuando el Sol y Mercurio coinciden en Leo, tiende a ampliar sus elucubraciones mentales. Se le ocurre una ingente cantidad de ideas, lo que tal vez le tiente a envanecerse ante los que no se muestren tan inteligentes o ante los que pueden aprender de él para progresar.

Cuando el Sol se aloja en Cáncer, Mercurio en Leo contribuye a reducir la inclinación a preocuparse característica del aquel signo y le otorga una perspectiva más halagüeña de la existencia.

Por último, aquella persona que ha nacido bajo el signo de Virgo, revela rasgos propios de Leo, ya que Mercurio es el regente de Virgo y se manifiesta en la parte íntima de la personalidad.

Leo es servicial, atento y romántico, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Loa nativos de este signo necesitan sentirse siempre como auténticos vencedores en todo lo que emprenden y de ningún modo se deprimen por algo que no han conseguido. Es un signo de fuego, se destaca por su vitalidad y optimismo. El fuego radiante, ardiente y expresivo, se consagra especialmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesita para efectuar las tareas cotidianas.

Mercurio en Leo revela seres capaces de una gran organización, administración y control sobre los demás. Con ideales elevados, su intelecto es fuerte y positivo. Impactan y llaman la atención cuando hablan, es muy difícil que no cautiven a cualquier auditorio. Desprecian las equivocaciones y las cosas hechas a medias. Es una persona cuyo temperamento es impulsivo, simpático y de gran corazón. Dotados de gran habilidad y gusto por todo lo relacionado con la educación, el teatro o cualquier actividad artística. Es un ser expresivo a la hora de pensar y dialogar, pues posee sentido para lo dramático, induce a las risas o las lágrimas en los espectadores. Es naturalmente sincero y afectuoso, no se deja influir por otros, es difícil de persuadir, prefiere experimentar todo el mismo.

Todas las características confeccionadas para hallar el significado del planeta Mercurio, podrían reducirse al contenido de un concepto similar a intermediario o, acaso, mensajero. Esto indica que Mercurio es siempre portador de cierta habilidad y lo propio del nativo de Leo en estas circunstancias es no definirse, no emitir opiniones ni juicios que pudieran comprometerle.

Siempre debemos esperar de sus palabras un significado que va más allá de la estructura superficial; tendrán un valor connotativo. Si se mezcla la altivez con la que designamos a Leo, con la sagacidad de Mercurio el resultado evidente será una cierta necesidad de hallar pruebas y datos, es decir, un modo de materialismo positivista.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD