• PUBLICIDAD

La Mujer Piscis y el Sexo

La mujer Piscis y el sexo. Ella posee los requisitos necesarios para atraer a un hombre a las redes del amor y retenerlo ahí. Es sumisa sin llegar a ser vasallaje, además de ser inteligente, al mismo tiempo que se muestra lo suficientemente vulnerable como para activa el sentimiento protector masculino que, por lo general, necesitan cultivar los hombres.

La mujer Piscis es sensible a todos los estados de ánimo, deseos y anhelos del amante, además lo descifra y satisface casi antes de que hayan llegado a formarse. No es engreída, son los hombres los que la galantean. Tampoco es promiscua, pero opina que lo más hermoso de la condición femenina es despertar la admiración de los hombres.

Puede que haya momentos en los que se sienta sola, si su compañero deambula entre preocupaciones que no consiente compartir, mas cuando la mujer piscis brinde los oportunos indicios de afecto, el acudirá solícito aportando la seguridad masculina. Así, gracias a la fusión amorosa se muestra más vivaz, despierta y entusiasta. Sin embargo, tiende a evitar las complicaciones, pues anhela vivir relajada al margen de inquietudes y conflictos.

Cuando su amante se olvida de decirle cuánto necesita su afecto, se repliega en sí misma y se vuelve momentáneamente insensible. En el caso de que sea tierno y acogedor, ella reacciona afectuosa y sutilmente, como una flor que recibe la caricia de la lluvia. Aunque tal vez no esté a la altura del fervor fogoso de un hombre nacido bajo un signo de Tierra o fuego, la mujer piscis inunda la relación de romance, porque está en condiciones de empapar la unión sexual de un ambiente espiritual y místico.

La mujer Piscis puede llegar a ser muy frívola en contraste con la que es una esposa enamorada, ingenua y confiada, completa y perpetuamente leal a un solo hombre, sea como sea, la mujer piscis necesita una fusión emocional plena y percibir el sentimiento de unión mística y de embrujo en la culminación del sexo.

Sin embargo, quizás tras el hechizo de los primeros escarceos amorosos, la mujer piscis responde un poco fríamente ante los deseos de su amante mediante respuestas poco entusiastas, lo cual se debe a que es emocionalmente fría y displicente en relación con la pasión sexual de otros signos, por eso recae sobre ella la responsabilidad de otorgar una respuesta más cálida para perpetuar el idilio, de cualquier forma, necesita que su amante la trate delicada y tiernamente.

La felicidad de la mujer Piscis siempre está en proporción directa con la dicha que puede ofrecer a los demás, tiende a ser sensible y se muestra demasiado esquiva, reservada y emocionalmente vulnerable. Cuando se siente frustrada, experimenta a menudo la tentación de recurrir a las drogas, al alcohol o  a las fantasías. Aun así, la mujer piscis es en toda la extensión del vocablo, femenina y sensible, experta en obtener abundante información acerca de todas las personas que conoce sin necesidad de palabras.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD