• PUBLICIDAD

La Mujer Géminis y el Sexo

La Mujer Géminis y el Sexo al igual que su hermano de signo, expresa el amor físicamente en una multiplicidad de formas, debido al carácter mutable del signo y al efecto del influjo del planeta Mercurio. Esa condición, que coincide con la expresión de los sentimientos en lo referente a intenciones y a los afectos, traslada a la mujer Géminis a través de una ingente variedad de cabriolas que le permiten conceder aquellos deseos que le corresponde en relación al hombre que ama.

La mujer Géminis desempeña dolorosamente el papel que le corresponde en la relación, no solamente acata las reglas del juego, sino que discurre una extensa variedad de opciones que mantengan embelesado al compañero. No hay nadie como la Mujer Géminis para agregar alicientes al  acto sexual, lo que repercute en la satisfacción de la pareja.

La Mujer Géminis en el sexo tiene una tendencia evasiva y no está exenta de entresijos que la tornan enrevesada, ya que muestra una actitud intangible, hasta el punto de que a veces parece estar ausente durante los instantes más íntimos y molesta por la intrusión del hombre en sus ensueños, esto se debe a que la mujer Géminis aborda el sexo como si de una excitante aventura se tratase, alberga en su mente un campo de juego atestado de imágenes fabulosas, que aportan fantasía y variedad a la relación, a base de repentinas ocurrencias.

La relación física de la mujer Géminis no es tan devoradora como la de los signos de fuego o de tierra, pero puede ser tan refrescante como una tormenta de verano. Es un alma etérea, mental, que vive sobre todo en el intelecto, no en las emociones, por lo que le puede faltar la pasión explosiva. Así la mujer Géminis puede que tenga más interés en el intelecto y el alma de su amante que en la sexualidad.

Cuando elige un compañero, es porque le gusta su forma de moverse, el porte o la pericia dialéctica. Ella tiene la necesidad de oír palabras de amor encaminadas a estimular su deseo de emprender el acto sexual, pero a menudo no les presta atención, porque es impaciente y no goza de la virtud de la calma. Muchas veces la mujer Géminis alcanza la plenitud mediante el diálogo, sirviéndose de la comunión mental.

La mujer Géminis es inocente e imprevisible, y no acierta a concebir que resulta fácil la unión de dos personas en un solo ser. Será porque las dos partes que habitan en la chica Géminis rara vez se ponen de acuerdo.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD