• PUBLICIDAD

La Mujer Aries y el Sexo

Como su hermano de signo, la mujer Aries y el sexo,  comparte sexualmente el amor con la paradoja del ímpetu que le otorga Marte y la ingenuidad y la frágil inocencia del signo. La mujer Aries concibe el sexo como una forma de expansión mental, espiritual, física y emocional, pues representa la manifestación de la energía y la fe marcianas que se aúnan en un irresistible deseo de expresión de la propia personalidad.

La mujer Aries siente el impulso de dar rienda suelta a la pasión que procede de Marte, una energía sexual de cuya satisfacción tal vez no resulte más que el vacío si no lo acompaña del ideal romántico, que resulta crucial para ella.

La mujer del signo de Aries derrocha toda su energía en la unión amorosa, se rige por  el instinto de entrega hasta el final, por lo que siente una enorme decepción si no culmina la unión sexual con un éxtasis celestial en la fusión de los dos cuerpos en uno, así cuando se entrega en brazos del hombre que ama, aporta una pasión y una vehemencia en las que brinda la totalidad de sí misma honesta y plenamente.

Se desenvuelve con ingenuidad y mucha sencillez en el sexo, mostrando una inconsciente fragilidad capaz de conmover a cualquier hombre,  aunque haya tenido múltiples relaciones o no, llega a la unión con su pareja envuelta en un halo de sana pureza.

La permanente novedad que el acto sexual representa para la mujer Aries la lleva a su hombre con el pensamiento de que es la primera mujer que cae en sus brazos, la primera a la que habla suavemente al oído, la primera que ha conquistado, pero sabe muy bien que eso son ilusiones y asume que su amor haya estado con otras mujeres en el pasado, ahora bien, no soporta que el hombre que tiene en los brazos haya gozado con sus antiguas novias.

A la mujer Aries no le sientan nada bien las infidelidades ya sean pasadas, presentes o futuras, tras haber acordado la vida en común, esto no significa que no pueda perdonar, pero no puede y no quiere verse sometida a esta suerte.

No hay duda que adora la delicadeza y la consideración en su amante, pero anhela verse en los brazos de un hombre que la haga sentirse mujer.

A menudo la mujer Aries tiende a magnificar el efecto del atractivo del amante frente a otras mujeres, mientras ella se muestra afectuosa y desinhibida con los demás hombres, sin intención consciente de coquetear con ellos. La mujer Aries es tan honesta e idealista en materia amorosa, que no sucumbe a la infidelidad a menos que se vea acorralada por un seductor implacable. Aunque la sinceridad la mueva a confesar el peligro incluso antes de haber caído en la tentación.

La actitud de la mujer Aries con respecto a la relación meramente sexual es fogosa, sincera y elevada, ya que los impulsos sexuales que la estimulan proceden de Marte símbolo del fundamento masculino y la penetración encendida.

La mujer Aries busca una experiencia sexual intensa, es sentimental y posee una gran imaginación, no se reserva y tampoco deposita confianza en el compañero rácano que guarde recursos, energías o carencias en el momento de la relación.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD