• PUBLICIDAD

La Luna en Piscis

La Luna ejerce un intenso influjo sobre las emociones y las intuiciones del ser humano y Piscis es un signo que refleja  un elevado grado de ambos impulsos, lo que implica que existe una marcada afinidad entre planeta y signo, por eso, una persona que ha nacido con la Luna en Piscis alberga un elevado nivel intuitivo y emotivo, cualidades que expresa espontáneamente, en particular en los casos en los que se enfrenta al padecimiento, la miseria o la crueldad.

Cuando se tiene la Luna en Piscis se siente el impulso de echar una mano, para lo que hay que recurrir a los rasgos del signo en el que figure el Sol y el ascendente, dado que la Luna se considera el origen de las reacciones inmediatas. Esto provoca una inclinación al engaño y a adoptar el camino más corto para resolver las dificultades cuando se aloja la Luna en Piscis, por lo que ha de procurar compensarlo mediante la razón y la voluntad, de lo contrario, a la larga puede llevarlo a engorrosos equívocos que lo adiestrarán de la manera más  cruda. Por lo tanto, la persona que haya nacido con la Luna en Piscis ha de asumir la imaginación de la que está dotado y hacer empleo creativo de ella, de manera que colme sus aspiraciones, las cuales le aportarán un apreciable provecho personal.

El nativo de este signo es muy cariñoso, maduro y estrechamente emotivo, su estado de ánimo es muy variable. Es romántico, dotado de gran ternura, se emociona cuando se siente amado y comprendido. Susceptible, soñador y espiritual, comprensivo y generoso. Su entrega es incondicional. Este es un Signo pertenece al elemento agua por lo tanto se comunica con su medio ambiente primordialmente por medio de sus sentimientos. El agua representa el mundo de las emociones disimuladas, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales.

La Luna en Piscis revela un ser solitario, tranquilo y bondadoso. Dotados de facultades psíquicas, absorben los pensamientos y emociones de los demás como una esponja. Son proclives a los sufrimientos emocionales. Por su sensibilidad hacia los demás pueden ser heridos muy fácilmente. Como son seres muy piadosos, tienen predisposición para trabajar en hospitales, asilos o pensiones. Dotados de gran inspiración, imaginación y sensibilidad. Posee una rica fantasía y tiende a perderte en sueños de armonía y paz, olvidando la situación en que vive. Le fascina todo lo relacionado con la música y las artes, virtualmente una carrera artística le brindaría éxito y mucha satisfacción interna.

La influencia de esta luminaria, es reconocida por las distintas corrientes astrológicas en términos de inferioridad y transitoriedad; es decir, los nativos del signo que nos ocupa, recibirían los efectos complementarios del planeta que forma junto con la Luna la denominada primera dualidad. Las personas pertenecientes al signo de Piscis, se caracterizarán en esta etapa por perseguir con entereza objetivos que produzcan cierto bienestar social y, desde luego, individual. Esta situación, aparentemente contradictoria, no lo es para Piscis, que necesita esta especie de lucha de contrarios para llevar a buen término sus empresas y proyectos. Las dificultades del camino, o del método seguido, confieren, al nativo de Piscis más decisión y arrojo a la hora de abordar la resolución de ciertos enrevesados asuntos.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD