• PUBLICIDAD

La Luna en Libra

El rasgo más notable de alguien nacido con la Luna en Libra es la calma, se trata de una persona de respuestas lentas, lo que le otorga una apariencia sosegada. Por lo tanto, tendrá una óptima conducta en situaciones críticas, ya que rara vez se deja dominar por el pavor o el nerviosismo. El hospedaje de la Luna en Libra le proporciona la tranquilidad necesaria para aguardar con paciencia hasta saber que ha de hacer para entonces ponerse en movimiento. Esta facultad convierte a la persona con la Luna en Libra en alguien idóneo para mantener la calma y procurar tranquilizar a los demás en momentos en los que hay angustia e inseguridad.

No en vano posee un enorme arrojo, tal vez relacionado con el opuesto Aries, que resulta de apreciable utilidad muchas veces.  Asimismo, la Luna en Libra otorga el don de la afabilidad que se traduce en respuestas afables y amistosas. Se trata de una persona que conjuga el verbo escuchar en un afán por facilitar la vida de los demás, un ser netamente pacífico.

Por lo tanto, resulta la persona ideal para aproximar a dos facciones opuestas, capaz de trabajar duramente para apaciguar las posturas en momentos de tensión, gracias al halo de paz y al talante sosegado que irradia. Su voz apaciguada contribuye a que las discrepancias y las discusiones evolucionen en un clima de serenidad hacia el diálogo sin estridencias.Los nativos de este signo son muy sociables, disfrutan con divertidas reuniones de amigos. Son comunicativos, les gusta mantener largas conversaciones y conocer bien a quienes les rodean. Son enemigos de los conflictos, mediadores, diplomáticos por naturaleza, son tolerantes y condescendientes para evitar la discordia. Con razón, sentido común y paciencia logran todo lo que se proponen. Este signo está regido por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de transmitir las experiencias vividas, examinar y comprender su entorno lógicamente.

La Luna en Libra revela un ser popular con una fuerte necesidad de estar relacionada y dotadas de gran facilidad para conquistar amistades. Amantes de la música, el arte y la poesía. Buenos modales y buen carácter, aunque pueden fluctuar con rapidez en los estados de ánimo. Adoran la armonía, la tranquilidad, la naturaleza y las cosas agradables y bellas. Detestan las disputas, o discusiones en tonos elevados, así como también los lugares ruidosos. Posee gran objetividad y un fuerte sentido de imparcialidad. Necesita alguien a su lado, las relaciones humanas le brindan seguridad. También requiere momentos de soledad que le ayudan a reflexionar y buscar objetivos o metas claras.

Su deseo íntimo es huir de la soledad y buscar la compañía de sus seres queridos. Esta es la principal influencia que la Luna tiene sobre los nativos de Libra. Esta es la razón por la que, a menudo, buscan la popularidad y el hacerse notar. Es el reflejo exterior de sus preocupaciones interiores de verse aceptados.
La característica clave que los astrónomos actuales han elegido para denominar a la Luna tiene mucho que ver con el significado y contenido del concepto versatilidad y, si se funde con la racionalidad que emana de Libra, el resultado se acercaría al simbolismo que encierra la palabra sociable.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD