• PUBLICIDAD

Júpiter en Piscis

En Júpiter en Piscis se hospeda el espíritu más filosófico, por lo que la persona tiende a llevar una vida dedicada a las ideas o los dogmas que le guíen durante la edad juvenil, inclinación que puede expresar mediante la adscripción a una determinada religión, aunque también puede decantarse por una tendencia artística. Revela en el mejor de los sentidos una vena misericordiosa y gregaria propia de Piscis, que lo impele a trabajar en favor del prójimo, sobre todo del más necesitado. No obstante, la persona con Júpiter en Piscis tiende a la vida confortable y si descuida su alimentación puede engordar.

El nativo de este signo es muy cariñoso, maduro y estrechamente emotivo, su estado de ánimo es muy variable. Es romántico, dotado de gran ternura, se emociona cuando se siente amado y comprendido. Susceptible, soñador y espiritual, comprensivo y generoso. Su entrega es incondicional. Este es un Signo pertenece al elemento agua por lo tanto se comunica con su medio ambiente primordialmente por medio de sus sentimientos. El agua representa el mundo de las emociones disimuladas, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales.

Júpiter en Piscis muestra un ser compasivo, con buen humor, optimista e idealista. Es capaz de entregarse en cuerpo y alma para aliviar el dolor de los oprimidos o los enfermos, de hacer grandes sacrificios por los demás. Puede tener económicamente, una vida tranquila, pero difícilmente hará fortuna pues no es ambicioso. Se desplaza mejor en el plano mental que en el material. No le interesa lo superficial, frívolo, le apasiona todo lo relacionado con lo espiritual, lo psicológico y lo místico. Posee una fe natural en un poder superior que guía sus pasos.

A Júpiter se le supone poseedor de grandiosidad y poder y desde el punto de vista astrológico es el planeta más fuerte en magnetismo. Los nativos del signo Piscis, cuando sienten el influjo directo de Júpiter, son capaces de realizar actos que redundan en su propio bien y en el ajeno, dejando a menudo a un lado consideraciones de tipo económico.

Esto no significa que únicamente pretendan con su actitud la consecución de una labor testimonial, sino que persiguen fines útiles y prácticos, aunque pueda pensarse que estos son muy globales, generales o abstractos. Sin embargo, no puede negarse que los nativos del signo Piscis están perfectamente dotados para dilucidar y discernir, en cada momento, cuál será la elección más correcta, el camino más idóneo.

Su aptitud para captar el error o el acierto, los hace hábiles para profesiones relacionadas con la judicatura, por ejemplo. Además, están dotados de tal comprensión y respeto hacia sus semejantes que nunca juzgan a los otros sin antes haber hallado pruebas fehacientes para avalar sus asertos.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD