• PUBLICIDAD

Júpiter en Acuario

El emplazamiento de Júpiter en Acuario contribuye a qeu la persona se exprese de manera positiva, merced a una óptima capacidad intelectual que reside de una mente original, así, es importante que elija el terreno más apropiado para desarrollarla. Goza, asimismo, de un espíritu libre y autónomo ávido en buena medida de expresarse con un estilo particular que se aleja notablemente de las convenciones, se puede dar el caso de una excentricidad mezclada con ideas profundas y ocasionalmente sorprendentes.

La posición Júpiter en Acuario fuerza la necesidad de abrir nuevas sendas y una disposición a permanecer leal a las propias creencias y opiniones.

El nativo de este signo ama la independencia y le asusta el compromiso, tiene una conducta inquebrantable y se destaca por su originalidad. Es sereno, cordial y inmensamente amigo de sus amigos y conocidos. Posee ideas de libertad, fraternidad, amor global. Sobre todo su condición de romper con lo usual o socialmente impuesto. Descubre el futuro vive intensamente, sueña siempre con nuevos horizontes, le desagrada la rutina, lo conservador. Está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico.

Júpiter en Acuario otorga un gran sentido de la ecuanimidad y una gran atracción por las causas justas. Son humanitarios, sociables y carismáticos. Son personas tolerantes que no hacen distinciones sociales ni religiosas. Son simpáticas e independientes con muchos amigos. Es un ser muy inteligente, liberal, no duda en expresar su propia opinión y respeta la de otros. Le preocupa el buen desarrollo de su intelecto, detesta la obstinación, la injusticia y la hipocresía.

En todo estudio astrológico siempre se ha admitido la incidencia beneficiosa y benévola del planeta Júpiter. Pues bien, el nativo del signo Acuario, cuando se halla bajo su influencia, actúa siempre teniendo presentes los deseos ajenos más que los suyos propios.

El carácter altruista no es extraño en ellos ya que, en general, suelen ser desprendidos y generosos en exceso, si es que puede decirse que la generosidad es un exceso. Todo esto hace que, en ocasiones, se abuse de su disposición benévola, especialmente por ciertas personas que se caracterizan por la ausencia de escrúpulos al utilizar a los demás para sus intereses personales para conseguir satisfacer su ánimo de lucro y su afán de notoriedad muy especialmente.

Cuando se fusiona la grandeza de Júpiter con la singularidad emanada de Acuario, el resultado puede derivar en conceptos tales como humanismo, ayuda, favor y filantropía.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD