• PUBLICIDAD

Géminis y Acuario

géminis, acuario, características, amor, relación, sexo, compatibles, como se llevan, horóscopo, zodíaco, geminis y acuario en el amor, geminis y acuario sexualmente, diferencias geminis y acuario, geminis y acuario hacen buena pareja, geminis y acuario 2016, geminis y acuario compatibilidad, geminis y acuario como pareja, geminis y acuario son compatibles

Géminis y Acuario

Como Géminis y Acuario es una configuración de signos solares 5-9, y sus soles natales están, por tanto, en aspecto trígono, Géminis y Acuario son en general tan apaciblemente compatibles como un par de chinches e una alfombra o dos termitas en un tótem. Sin embargo, de vez en cuando, sus frecuencias pueden estar en cortocircuito, lo cual depende de otros aspectos entre sus respectivos planetas a la hora del nacimiento.

La principal corriente de desavenencias entre Géminis y Acuario es: La Verdad. Géminis la elude continuamente, porque, para Géminis, la verdad tiene una intrincada red de significados complejos. Los Acuario la buscan constantemente, o la acechan, lúcida, simple, limpia de adjetivos imaginativos, desprovista de opiniones personales. Para Géminis, la verdad es un inmenso océano ondulado, coloreado por los arco iris y rutilante, poblado por los peces de multifacéticas verdades a medias, quizás, tal vez y posiblemente. Para Acuario, la verdad es una gran gota brillante, configurada como un hecho concreto, incolora, transparente, que el implacable ojo microscópico de Urano ve como ella misma y nada más que ella misma.

Acuario es un signo fijo. Fijo significa obstinado, entre otras cosas. Si los comentarios de Acuario te hacen evocar la forma en que Virgo y Sagitario buscan la verdad, escucha de nuevo. En la actitud de Urano hay una ligera y sutil diferencia con los otros dos signos. No sé con exactitud cuál es, pero se trata de una ligera y sutil diferencia. En todo lo que hace Acuario hay una ligera y sutil diferencia respecto de la forma en que lo dicen y lo hacen los seres humanos comunes. Los Acuario no son comunes. Son extraordinarios. Y no les sacarás nada con halagos. Pero volvamos al tema principal. La verdad es un contexto en el que obviamente se producirán disputas ocasionales entre Géminis y Acuario.

No todos entienden esta obsesión uraniana por la verdad, basada sobre hechos. A diferencia de los Virgo, los Acuario no son detallistas en busca de la verdad. A diferencia de los Tauro y los Capricornio, los Acuario no tienen un criterio cerrado. La mente de Urano siempre está abierta a todo, literalmente a todo. Si el cerebro humano es capaz de imaginarlo o concebirlo, entonces es una posibilidad para Acuario, por muy descabellado y ridículo que pueda parecer a la comunidad científica y/o a los profanos. Sin embargo, aunque los Acuario aceptan con criterio abierto que absolutamente todo es posible, sólo elevarán una teoría vigente a la categoría de verdad definitiva después de haberse convencido de que la hipótesis es viable, verificándola mediante hechos concretos. Ya ves entonces que son una mezcla de curiosa realidad y fantasía. Por lo menos, espero que así lo veas.

Si bien a veces miran la verdad desde extremos opuestos del telescopio, Géminis y Acuario, en cuanto a configuración de signos solares 5-9, son en general inmensamente compatibles. Empatizan, simpatizan, filosofan y fraternizan en la misma longitud de onda electrónica, en el mismo rayo aural, en la misma frecuencia de vibración, o como te plazca llamarlo. Normalmente no se dejan conmover por sus respectivos humores cambiantes, excentricidades, altos, bajos, o desplazamientos laterales. Sólo rara vez encontramos una pareja Géminis y Acuario cuyas posiciones planetarias recíprocas están seriamente menoscabadas por aspectos comparativos de sus cartas natales, y que, por tanto, se aborrecen activamente a primera vista, o se aburren mutuamente. Esto sucede en todas las configuraciones de signos solares, incluso en la 5-9 como es la de Géminis y Acuario, generalmente apacible, pero con muy poca frecuencia.

Como ya hemos visto anteriormente, si bien Acuario se le representa como el Aguador, es un signo de Aire, lo mismo que Géminis, y no un signo de Agua. Entonces, por qué se representa Acuario con una figura arrodillada que vierte agua de un cántaro, si no pertenece al elemento Agua sino al Aire? No sé por qué. Comprendo que superficialmente no tiene sentido. Es totalmente ilógico, para no decir contradictorio y absurdo. Claro que también lo son los Acuario: ilógicos, contradictorios y absurdos. Todos los Acuario están chalados, hasta cierto punto. Los Géminis se cuentan entre las pocas personas que lo notan en seguida, porque como se sabe ellos también están chalados de cabo a rabo. Cuando Géminis y Acuario hacen el loco juntos al mismo ritmo, la escena es bastante reconfortante. Nadie tiene que explicarse. La vida se simplifica. No, tal vez será mejor que me retracte. La vida nunca es simple cuando se trata de Géminis y Acuario. Interesante, fascinante, incluso mágica.. pero, desde luego, nunca simple.

Uno de los espectáculos más notables y patéticos o conmovedores del mundo es el que ofrece un niño con sentimientos de adulto. Otro espectáculo notable, patético o conmovedor es el que ofrece un adulto con sentimientos de niño. Esto último es lo que les sucede a todos los Géminis y Acuario, si son representantes típicos de sus signos solares. En realidad Géminis y Acuario viven en planetas ajenos a la Tierra, y sólo se posan aquí a ratos, durante períodos que pueden oscilar entre cinco minutos y varios días. Naturalmente, cuando se les presenta una oportunidad se asocian, para poder conversar en el lenguaje cifrado de los no terráqueos. El verdadero mundo de Géminis y Acuario se llama Feëria, el reino o estado donde existen las Hadas, descrito por Tolkien como un lugar que contiene “muchas cosas además de elfos y hadas, y además de enanos, brujas, duendes, gigantes o dragones; contiene los mares, el sol, la luna, el cielo; y la tierra y todas las cosas que hay en ella: árbol y pájaro, agua y piedra, vino y pan, y nosotros mismos, hombres y mujeres mortales, cuando estamos hechizados”.

Todos nosotros experimentamos trances fugaces de hechizo, con la posibilidad de extender su aspecto fugaz. Pero Géminis y Acuario comprenden y utilizan esta posibilidad y están casi continuamente hechizados, llenos de temor reverencial y asombro, de la curiosidad del auténtico niño, Géminis, el párvulo, y Acuario, la segunda infancia. Por tanto disfrutan la residencia más o menos permanente en el reino de Feëria. Los vemos pasar entre nosotros, desde luego, pero no están realmente aquí, o por lo menos, no lo están a menudo. En pareja, Géminis y Acuario, se mezclarán y fusionarán a veces casi como si fueran uno, después recuperarán por un tiempo sus actitudes individuales, y volverán a sentirse flotando. Generalmente se trata de una relación que sopla como el viento, como la brisa, un poco desapegada, y aunque una controversia entre ellos puede generar un torbellino pasajero de excitación, semejante a una tormenta de verano, normalmente ésta no dura el tiempo necesario para poder producir un verdadero daño.

Géminis y Acuario entienden la mayoría de ellos temas y situaciones cabalmente, a fondo, pero habitualmente Géminis puede transmitir esta comprensión a los demás con más claridad que Acuario, porque Géminis está favorecido con el don de la locuacidad y la elocuencia, los Acuario con el don del genio y la insania, más o menos, por partes iguales. Géminis y Acuario son, especialistas en frases tortuosas, alucinadoras. Géminis hace juegos de palabras con un ateo cuando le informa que cualquier científico puede contar las pepitas que hay en una manzana, pero sólo Dios puede contar las manzanas que hay en una pepita. Acuario comenta la conducta del inquieto Géminis observando cáusticamente que un tramoyista no deja sombra, sólo dudas. Que ha dicho? Escucha con más atención la primera vez. A Acuario no le gusta repetir las cosas, Géminis las repite alegremente, pero nunca dice dos veces lo mismo. Con sus pasteles invertidos de retórica y alteraciones entrecruzadas, Géminis y Acuario podrían formar un excelente equipo para escribir versos destinados a las galletas chinas en cuyo interior se esconden vaticinios de la suerte.

Si el Sol y la Luna armonizan en sus cartas natales, Géminis y Acuario pueden formar una pareja deliciosa, que constituirá un enigma exasperante para los demás, si bien ellos se leerán, recíprocamente, como un libro abierto. Incluso con un aspecto Sol-Luna negativo en sus horóscopos, en razón de su Sol Trígono, podrán empezar por leer la última página del libro, resolver que no les gusta, y flotar jubilosamente cada uno en su propia dirección, aunque tal vez volverán luego para retomar las cosas donde las dejaron, y quizás incluso para escribir un final distinto, más a su gusto. Con Géminis y Acuario, es imposible formular predicciones.

La mayoría de las personas estiman a Géminis y Acuario a pesar de ellos y no por ellos. Géminis y Acuario son demasiado complejos para el terráqueo medio. Pero generalmente sólo irritan con su bullicio, y pocas veces llegan a provocar cólera. Si se pudiera poner música a su cháchara mutua, combinada con sus rápidos movimientos de cabeza y de pies, seguramente la letra sería fascinante pero difícil de recordar. Difícil de recordar, al menos para el Acuario. Todos los Acuario son un poco distraídos. No importa, la mente de Géminis, semejante a una trampa de acero, puede despachar tarjetas de ordenador, con datos de memoria, a una velocidad suficiente como para cubrir las necesidades de los dos.

A veces ganan dinero juntos, y a veces lo pierden juntos. Ninguno de los dos es propenso a confesar si lo perdieron o lo ganaron, porque los dos son capaces de reemplazar una palabra por otra, como lo hacen con todas las polaridades, entendiendo cabalmente lo que muchos no entienden: que cualquier elemento siempre contiene partículas del opuesto. Es muy probable que Géminis y Acuario, que dicho sea de paso, estarían muy cómodos en el Té del Sombrerero Loco, tengan en común una cierta dosis de interés en la religión, en los viajes a países y territorios extranjeros, en las instituciones de educación superior, en la experiencia astral, en la juventud y los jóvenes, en el cine, en los entretenimientos y en las empresas artísticas o recreativas. O éstas podrán ser, a la inversa, áreas de tensión.

A menudo Géminis y Acuario parecen incapaces de desarrollar una relación totalmente pacífica, no obstante su empatía innata. Si las cosas marchan demasiado bien, no son felices. La suya es una compatibilidad excepcionalmente extraña. Pueden sustentar a menudo proyectos antagónicos y pueden ponerse recíprocamente los nervios de punta. Sin embargo, también pueden divertirse mucho juntos, mientras revolotean en órbitas simultáneas para sembrar de flores la exhausta y vieja Tierra.. dando tumbos, contorsionándose, revolcándose y provocando a quienes no han sido favorecidos con vertiginosas mentes de calculadora y una intuición fulminante.

Géminis y Acuario son tan serios como el nacimiento y tan alegres como la muerte… y viceversa. Géminis tiene una conciencia de que la verdad es distinta para cada persona, y depende del grado de lucidez del individuo en un momento dado. Por tanto, si el nombre de Dios es realmente verdad, entonces es un Dios de muchas caras, un Uno múltiple.

Acuario es aún más sagaz, lleva la lógica de Géminis un paso más adelante, y le informa a Géminis que existe una sola verdad, que se destaca por encima de los múltiples dioses-verdad y cuyo nombre es Amor. No sólo el amor entre el hombre y la mujer, aunque éste es el comienzo, sino el amor recíproco de toda la humanidad masculina y de toda la humanidad femenina, y el amor de la una y la otra por todas las criaturas vivientes.. del bosque, los mares y el aire. Pues bien, responde Géminis animándose, Ya veo! Entonces debe de haber una señora diosa, dos creadores, almas gemelas, de donde todo esto fluya hacia quienes estamos aquí abajo.

Pero fue necesario que Acuario le abriera los ojos a Géminis y le revelara la verdad suprema. Sí, Géminis, el superinteligente, tiene que aprender mucho de Acuario, el Aguador de la sabiduría. El cántaro sin fondo del Aguador contiene muchos misterios maravillosos y nadie puede descubrirlos más rápidamente que los Gemelos Géminis.

Quieres saber como te irá con tu amado? Lady Astaroth 806 535 571 o Xoneka 806 466 827

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD