• PUBLICIDAD

El Zodíaco de los Aromas

Cada signo del zodíaco posee su propio perfume mágico, que es el más adecuado para potenciar las características que distinguen a los nativos de cada uno de los signos. Pero, además, cada signo tiene su esencia astral, es decir, la fuente odorífica que se halla bajo la protección del planeta influyente. De modo que es posible obtener el amparo talismánico de un planeta determinado al utilizar su esencia astral, y aprovechar también sus propiedades benéficas usando un amuleto realizado con su perfume mágico. Incluso es posible hacer una sabia combinación entre una y otro.

Existen, desde el punto de vista zodiacal, tres perfumes para cada signo, a los que deben sumarse las combinaciones (entre ellos y la esencia astral), por lo que el sistema más adecuado para elegir el aroma perfecto depende de los efluvios personales.

El complejo mecanismo químico del cuerpo humano determina que cada uno de nosotros posea su propio olor. Ten en cuenta esto, ya que la combinación del aroma con el del cuerpo no sea contraproducente. Hay personas con olores fuertes  y otras con olores débiles. Las primeras, desde luego, deben cuidar mucho más la combinación de su efluvio con el perfume elegido. Las segundas poseen una mayor capacidad de adaptación a todo tipo de olores.

La utilización de los perfumes mágicos y su combinación con las esencias astrales potencian los aspectos positivos de cada signo del zodíaco. El empleo de sus correspondientes perfumes mágicos tiende a facilitar las reacciones de los doce signos del zodíaco.

EL ZODÍACO DE LOS AROMAS

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD