• PUBLICIDAD

El Sol en Capricornio

Capricornio es un signo de tierra, por lo que la persona que haya nacido con el Sol en Capricornio se caracteriza por su honestidad y sensatez así como también su gran responsabilidad y perseverancia. Son determinantes con sus decisiones, disciplinados y altamente fiables. Saben muy bien manipular el mundo material.

El elemento solar para este signo muestra el estado de conciencia y aquello que le motiva, fortalece y lo que le apasiona.

El Sol en Capricornio Revela un ser desconfiado en lo que no consigue ver o tocar. Le agrada la soledad, dotado de gran paciencia, prudente y conservador. Por ser un signo de tierra, es una persona que tiene los pies sobre el suelo, una persona objetiva que posee una gran capacidad para cumplir minuciosamente con sus obligaciones.

Típico padre de familia, maestro, director de empresa, juez o político cauteloso de estrecha sabiduría. De carácter frío y reservado, le cuesta manifestar sus verdaderos sentimientos ya que teme exponerse y mostrarse vulnerable. Teme a pasar dificultades económicas por ello es un gran ahorrador, aunque a veces resulta avaro o egoísta. Le agrada aislarse, posee principios rígidos, dogmático, un tanto pesimista y rencoroso. A menudo pasa por estados de depresión o melancolía que son superados con la llegada del nuevo día.

Domina el arte de la diplomacia.

La característica que más se atribuye al astro rey es la actividad y el dinamismo. La presencia del Sol en Capricornio produce un gran amor por la acción, la diligencia y la presteza. Todo ello hace pensar que los nativos de Capricornio, siempre y cuando se encuentren en la situación que nos ocupa, poseen un temperamento proclive a seleccionar los aspectos más dinámicos de cualquier situación que la vida les presente. En esta etapa, la convivencia junto a ellos no se puede decir que sea aburrida.

Si quieres saber más de Capricornio, entra aquí.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD