• PUBLICIDAD

El Hombre Capricornio y el Sexo

El Hombre Capricornio y el Sexo. Los impulsos sexuales de Capricornio se rigen bajo el control del planeta Saturno, que aporta resistencia, estabilidad y dominio, por lo que a menudo el hombre del signo prefiere la soledad a verse irradiado por el fuego de un deseo efímero.

Expresa el amor físico con vehemencia y sin rodeos, lo que puede desatar un deseo sexual fulminante e incontrolado, falto de finura, tiende a ir en pos de la pasión sin ambages y, si bien no carece de sutileza y ternura, hay momentos en los que puede parecer lo contrario. Así, al gozar de un apetito sexual como el de cualquier hombre, Capricornio tiende a separar el sexo del amor, lo que lo lleva a intentar colmar sus apetencias carnales, mientras que procura evitar la desdicha del amor.

Para el hombre Capricornio el sexo no es una expresión inflamada del fuego de las pasiones descontroladas, sino una forma de obtener la placidez y la calma. Sin embargo, al principio y con más frecuencia a medida que madura, se aventura a expresarse lúdica y cariñosamente, ya que el hombre Capricornio, es entre todos los amantes, el que siente el impulso de ser sorprendente durante la madurez, eso se debe a que a medida que envejece experimenta un rejuvenecimiento que lo vuelve más libre y más atrevido, incluido el aspecto sexual.

Así, la vida sexual del hombre Capricornio abarca desde lo ciertamente voluptuoso y pasional, hasta lo cariñoso y delicado, aunque no faltan las aventuras y frecuentemente manifiesta una intención de emprender una relación estable. Sin embargo, es poco locuaz en el sexo y no goza de una iniciativa demasiado ocurrente, pero aprende y, desde luego, aporta una silenciosa fortaleza y una gentileza sosegada que aplacan los temores que obsesionan a una mujer.

El hombre Capricornio que ama sinceramente a una mujer la lleva hasta el altar para convertirla en honesta y venerable o se aleja herido de amargura y desiste, cavilando la decepción durante largo tiempo.

Al hombre Capricornio le conviene aderezar la relación afectiva con imaginación y ser más precavido ante la torpeza emocional de culminar el acto sexual y volverse a dormir ipso facto o de llevar a cabo la práctica sexual sin aliño de palabras de amor.

La sensualidad terrenal del hombre Capricornio atrae irresistiblemente a determinadas mujeres al comenzar el romance, pero después puede convertirse en una carga muy pesada si no adopta la medida de sazonar con una pizca de imaginación el acto amoroso. Tiende a ser insensible y a veces se muestra excesivamente gélido e incomprensivo, cuando está muy desconcertado se siente tentado de recurrir a una burda y frígida crítica que manifiesta de modo cruel mediante palabras y obras, y que solo sirve para dañar la relación.

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD