• PUBLICIDAD

Los Planetas en los Signos. Neptuno

Neptuno es el planeta más exterior de los gigantes gaseosos. Tiene un diámetro ecuatorial de 49,500 kilómetros (30,760 millas). Si Neptuno estuviera vacío, contendría casi 60 Tierras. Neptuno completa su órbita alrededor del Sol cada 165 años. Tiene ocho lunas, seis de las cuales fueron descubiertas por la nave Voyager. Un día de Neptuno tiene 16 horas y 6.7 minutos. Neptuno fue descubierto el 23 de Septiembre de 1846 por, Johann Gottfried Galle, del Observatorio de Berlín, y Louis d’Arrest, un estudiante de astronomía, a través de predicciones matemáticas realizadas por Urbain Jean Joseph Le Verrier. Los dos tercios interiores de Neptuno están compuestos por una mezcla de roca fundida, agua, amoniaco y metano líquidos. El tercio exterior es una mezcla de gases calientes compuestos por hidrógeno, helio, agua y metano. El metano da a las nubes de Neptuno su característico color azul. Es un planeta dinámico con varias manchas grandes y oscuras que recuerdan las tormentas huracanadas de Júpiter. La mayor de las manchas, conocida como la Gran Mancha Oscura, tiene un tamaño similar al de la Tierra y es parecida a la Gran Mancha Roja de Júpiter. La nave Voyager reveló una pequeña nube, de forma irregular, moviéndose hacia el este que recorre Neptuno en unas 16 horas.

En la mitología romana Neptuno es el dios de los mares. Está basado en el dios griego Poseidón, dios de los mares y los terremotos. Neptuno era el hermano de Júpiter y Plutón. Después de la derrota de su padre Saturno, los tres hermanos dividieron el mundo en cuatro partes: cielo, mar, tierra e inframundo. Neptuno se quedó con el mar, Júpiter con los cielos, Plutón con el inframundo y entre los tres regirían la tierra, aunque la última palabra la tenía Júpiter.

Neptuno tenía fama de tener mal genio, las mareas y los terremotos representan su rabia. Era representado como un hombre barbudo sosteniendo un tridente y sentado en un caracol de mar tirado por caballos marinos. Un día Neptuno vio a la ninfa Anfitrite bailando en la isla de Naxos y se enamoró de ella. Rápidamente le pidió que se casara con él, pero ella se negó. No obstante, Neptuno no se rindió y mandó a uno de sus criados llamado Delfín a buscarla. Gracias a su arte de persuasión, Delfín convenció a Anfitrite de que se casara con el dios. Como recompensa a su criado, Neptuno tomó la imagen de delfín y la puso en los cielos para crear la constelación llamada Delfín. Neptuno y Anfitrite tuvieron varios hijos, uno de los cuales era Tritón, cuyo nombre fue utilizado para ponerle nombre al satélite principal de Neptuno.

Astrológicamente, Neptuno simboliza la Imaginación, intuición e inspiración. Todas las impresiones que nos lleguen desde el mundo espiritual. Las percepciones de emociones que nos llegan desde el mundo espiritual según el grado de armonía presente en la persona. La posición de Neptuno en una carta astral nos instruirá sobre el nivel de percepción intuitiva de la persona y también sobre el tipo de sueños que tiene, también sobre el riesgo que tiene de sumergirse en un mundo fantasioso o irreal.

Neptuno representa la sensibilidad y humanidad, la simpatía inconsciente, apreciación estética, imaginación e idealismo. La expresión negativa puede manifestarse en una actitud de huida y refugio en un mundo imaginario.

Debido a que Neptuno permanece durante 14 años en el mismo signo, la interpretación a nivel individual está enfocada en la casa que ocupa y los aspectos que forma con otros planetas. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales. Neptuno tiene una afinidad natural con el signo Piscis.

NEPTUNO EN LOS SIGNOS

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD