• PUBLICIDAD

Astrología. Casa 4

La Casa 4 tiene que ver  con la familia y la herencia, las posesiones procedentes de la familia, todo lo que tiene relación con el hogar, la casa o las propiedades, y la última parte de la vida.

La Casa 4, cuya cúspide coincide con el fondo del cielo, guarda relación con el terreno doméstico, pues en ella se representan los elementos que conforman la vida emocional del sujeto. La familia, el hogar, los padres, las imágenes de la niñez que la memoria guarda durante toda la vida y el rasgo de la personalidad que el propio ser humano forja bajo el efecto del aprendizaje de la la infancia, son materia de la casa 4. Así, el signo en el que esté situada la cúspide señala el rasgo de la personalidad de cada uno que más probablemente se ha visto condicionada a causa de la influencia de los hábitos de la familia.

En la cúspide de la Casa 4  se trata, pues, de una casa nocturna y angular en la que se da más importancia a la vida particular y privada que a la vida pública o de relación social.   Esta influencia activa de la Luna en la Casa 4, desarrollará las aptitudes de este signo para relacionarse con otras personas, viendo así ensanchada su sociabilidad. El humanitarismo aflorará en todas sus acciones y sus proyectos se verán teñidos de relativo altruismo. No buscará tanto un interés material, como un interés menos cargado de pragmatismo.

Si hay además un planeta alojado en la casa 4, indica una persona de la familia cuya huella se expresará profundamente en nuestra personalidad.

La Casa 4 alberga una relevancia análoga a la del ascendente, ya que si el signo en el que éste se hospede alude a la personalidad manifiesta del ser humano, aquél en el que se emplace la cúspide de la casa 4, el fondo del cielo, advierte de la conducta que seguirá en el ámbito privado, en la intimidad del hogar. Se trata de un aspecto que trasciende la imagen aparente y cotidiana de cada uno cuando salimos de casa, y que además provoca una conducta respecto al prójimo que se fundamenta en la confianza y en la cordialidad de las relaciones familiares. La casa 4 indica asimismo nuestros aspectos frágiles, es decir, los rasgos de uno mismo que requieren ser protegidos para culminar el crecimiento. Por lo tanto, en esta casa se describen los aspectos de la personalidad que el ser humano sólo consiente compartir con aquellas personas con las que más estrechamente está ligado en la intimidad.

El fondo del cielo es el punto más bajo marcado en el Zodíaco, ya que indica el lugar en el que el Sol está oculto en el día del nacimiento. La casa4 se llama también Genitor, puesto que encarna a los padres y el medio en el que nacemos, aprendemos y crecemos, así como los tutores y maestros, y de que modo nos relacionamos con ellos.

Corresponde al signo de Cáncer.

LA CASA 4 EN LOS SIGNOS

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD