• PUBLICIDAD

Aries y Sagitario

aries, sagitario, compatibilidad, signos, amor, relación, compatibles, como se llevan, aries y sagitario sexualmente, aries y sagitario pareja perfecta, aries y sagitario hacen buena pareja, aries y sagitario amistad, aries y sagitario compatibilidad

Aries y Sagitario

A los dos Aries y Sagitario les gusta acostarse tarde. Temen perderse algo. Por eso son tan renuentes a ir pronto a la cama, a retirarse temprano en las fiestas o a pasar de largo junto a desconocidos que pelean en la calle. Los buenos amigos aconsejan constantemente a un Carnero y un Arquero, que no se entrometa. Es un error, ya que Aries y Sagitario caminarían kilómetros en aras de cualquier causa, y si se trata de una causa perdida, sencillamente no soportan quedarse a la expectativa sin tratar de salvarla. El hecho de que no sea de su incumbencia la hace aún más tentadora, porque los dos signos están impregnados de una dosis excesiva de curiosidad, así como de la certidumbre de que lo saben todo.

Aries y Sagitario se llevan bastante bien casi siempre, porque tienen mucho en común, por ejemplo, su notable idealismo. Otro elemento que tienen en común es su afición por los debates acalorados. Sólo Libra disfruta más que ellos cuando inicia una discusión, pero la balanza lo mueve el deseo de ser equitativo y de que se haga justicia, mientras que los carneros y los arqueros, lo hacen por otras razones. Los Aries discuten porque alguien se ha atrevido a decirles que están equivocados, cuando los Carneros saben que siempre son infalibles. Los Sagitario discuten porque se miente, y si hay algo que un Arquero no tolera es oír como deforman la verdad.

Aries admira y defiende la veracidad de Sagitario, porque los Carneros también se jactan de decir la verdad. Pero no toleran oír las verdades que les conciernen a ellos. Ésta es una marcada diferencia entre Aries y Sagitario. El Arquero es casi tan despiadado cuando se denigra a sí mismo como cuando denigra a los demás. El Carnero es el paladín de la verdad sólo hasta que ésta empieza a doler o a tocarlo de cerca. Los Aries no se caracterizan por su tendencia a reconocer o aceptar fácilmente sus debilidades y defectos.

Aunque Sagitario dispara la mayoría de sus flechas de buena fe, sin auténtica malicia, de vez en cuando un Centauro poco evolucionado y esclarecido le asestará a un Carnero un comentario cortante y cruel totalmente ajeno a la verdad, e inspirado sólo por el deseo de hacer daño (todos los signos solares se expresan a veces, por su polo negativo). Si bien es posible que este Sagitario brutal se salga con la suya en la mayoría de los casos, también descubrirá que no es muy sensato ensañarse con un Carnero. Le devolverá la flecha, con el ímpetu marciano adicional de la indignación virtuosa, y si bien aquella no siempre dará inmediatamente en el blanco (Aries no tiene tan buena puntería como el Arquero), finalmente terminará su abrasadora trayectoria en el lugar exacto.

Ni Sagitario ni Aries pueden alimentar su cólera durante mucho tiempo, y ninguno de los dos signos puede prolongar su rencor más allá de la pasión del momento, a menos que uno de ellos tenga un signo lunar Escorpio. Entonces si es posible que recuerden el agravio durante algo más que unos pocos días.

Muchas carreras y actividades atraen al Sagitario andariego e inquieto, desde los safaris por la jungla hasta los garitos o la Bolsa.. todo ello mientras el Arquero disponga de libertad para ir de un lado a otro, para hablar, para correr riesgos y para encontrar emociones.

Al gregario Aries también lo atraen muchas carreras y actividades. No son selectivos mientras puedan mandar. Aries es un signo cardinal de liderazgo, Sagitario es un signo mutable y menos propenso a buscar la autoridad. Intuitivamente, el Arquero sabe que el jefe está atado al escritorio, que a menudo no puede tomarse unas vacaciones, y a Sagitario le encantan las Vacaciones. En realidad, a Aries y Sagitario, prefieren ser sus propios jefes, y gravitan hacia las ocupaciones y profesiones en las que nadie les dice lo que deben hacer, ni cuándo deben hacerlo.

Aunque el Carnero y el Arquero son esencialmente extrovertidos, nacidos bajo las fuerzas diurnas positivas, masculinas, hay más Sagitarios tajantes que Aries tajantes. Quizás esto se debe a que los Sagitario más aficionados a la filosofía han  descubierto por las malas, que aprender más cuando escuchas que cuando hablas. Al fin y al cabo Júpiter gobierna la educación superior, y es muy natural que el nacido bajo la influencia de este planeta se aficione gradualmente a educarse a sí mismo. Los Arqueros son intuitivos por naturaleza, e “in-tuición” significa “enseñar desde dentro”.

Para entender la diferencia básica entre Aries y Sagitario es necesario entender las diferencias entre los dos planetas que los rigen: Júpiter y Marte. Estas dos personas son tan semejantes, por fuera, que puede resultar difícil descubrir las diferencias.

Júpiter influye sobre Sagitario y lo induce a ser expansivo (muchas veces a exagerar las experiencias y los sentimientos, pero rara vez los hechos), a ser brutalmente sincero y muy propenso a la experimentación, en todas las áreas de la vida. La vibración de Júpiter también genera en el Sagitario una intensa pasión por los viajes y dota a los Arqueros de chispazos ocasionales de visión profética. El Arquero simbolizado por el Centauro, que es mitad caballo y mitad hombre, disfruta de una mayor confianza y seguridad personal que el Carnero porque Sagitario contiene la experiencia total del ser humano y la bestia.

Marte influye sobre Aries y lo induce a ser enérgico y franco en todo, a defenderse ferozmente si lo atacan, y a ser muy valeroso en casos de emergencia o crisis. El Aries necesita esta defensa que procede de la vibración de Marte, porque al Carnero lo simboliza el recién nacido, y al igual que el bebé humano, Aries moriría, literalmente, sin afecto y cuidados, si no lo protegiera Marte.

Aunque Aries no es tan sabiamente profético  como Sagitario, ve sin embargo el meollo de todas las cosas, porque está dotado de una combinación entre la visión penetrante de Marte y la inocencia e ingenuidad del recién nacido, que es la sabiduría más pura que existe. La diferencia más vital entre Aries y Sagitario reside, en el hecho de que el Carnero es mucho más vulnerable a la crueldad y la dejadez. Además la intención de Aries siempre está desprovista de malicia, porque Aries como el recién nacido, sólo entiende esencialmente la bondad, mientras que Sagitario ha vivido tanto (desde el punto de vista del alma) que ha desarrollado más cinismo y más actitudes humanas.

En Sagitario encontramos un gran idealismo y una gran perseverancia, pero casi nunca la inocencia. Sagitario ha aprendido a pensar, a usar el intelecto, a profetizar y a filosofar. Aries no comprende ningún camino a la felicidad que no sea el de la reacción instintiva ante el amor y la bondad.

Quieres saber como te irá con tu amado? Lady Astaroth 806 535 571 o Xoneka 806 466 827

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD