• PUBLICIDAD

Aries y Cáncer

aries, cáncer, compatibilidad, signos, amor, relación, compatibles, como se llevan, aries y cáncer en el amor, aries y cáncer son compatibles, aries cáncer pareja, aries y cáncer compatibilidad, aries y cáncer son compatibles en el amor

Aries y Cáncer

En cuanto a la relación entre Aries y Cáncer esto es lo que tiene más tendencia a  suceder, Cáncer puede ponerse un poco tenso y nervioso cuando gira en el tiovivo de Aries. Como el metabolismo físico-emocional lunar es más delicado y fluctuante, los Carneros pueden agotar a las personas lunares con su excesivo entusiasmo Aries, que inflama, ocasionalmente, incluso a los Aries más afines a las ovejas (aunque estos sean minoría). Por consiguiente el Aries entusiasta, un poco temerario, posiblemente tendrá a menudo la impresión de que Cáncer desaprueba su conducta.

Es cierto que los cangrejos se sentirán más cómodos si se pudiera mitigar un poco los impulsos ritmos marcianos, para adaptarlos a su propia música de órgano, mucho más cauta. Pero la inseguridad básica de Cáncer no ganará nada si Aries se suma a la de él o ella para gemir juntos un “nadie me ama, todos me odian, que infeliz soy”. En Aries y Cáncer con  que solo tenga uno de los dos el trauma plañidero es suficiente.

Muy pocas personas se dan cuenta de que los hombres y mujeres Aries buscan frenéticamente la aceptación mientras cortejan febrilmente el rechazo con su comportamiento impulsivo y desconsiderado. Entre esos pocos que se dan cuenta están los Cáncer, que a su vez son anormalmente sensibles al agravio. Incluso mientras parecen fastidiados por la impetuosidad de Aries, intuyen, con su aguda perspicacia, que los Carneros no son siempre tan fieros como parecen indicarlo sus actos. Debido a esta intuición, en la relación Aries y Cáncer pueden urdirse algunas relaciones hermosas y sólidas, sin embargo esta asociación positiva se produce más en el ámbito profesional, comercial o familiar inevitable.

Cuando el aspecto Sol Luna de sus cartas natales es armonioso, esta combinación Aries y Cáncer puede tener un éxito financiero sorprendente y puede ser emocionalmente compatible.  Pero si existe algún aspecto luminario o ascendente negativo entre sus horóscopos, deberán escalar algunas pendientes empinadas y deberán somete sus almas a muchas pruebas de durabilidad.

A Aries le gusta triunfar y necesita triunfar. También le complace mandar. Ahora bien, Cáncer no tiene nada contra el triunfo ni contra el liderazgo, y aunque Cáncer es un signo cardinal de liderazgo, ocultará su deseo al mando tras un velo de fingida indiferencia. Aries también es un signo cardinal y como sus cuernos son tan duros como el caparazón del Cangrejo, es previsible que se produzcan algunas escaramuzas para decidir quien sigue al líder en cualquier juego que intervengan. Este es un problema intrincado, porque hay dos líderes. La solución parece irresoluble, pero no lo es. Pueden caminar a la par, sin que ninguno de los dos marche a la cabeza, ni atrás. Esto se llama transacción, Cáncer tiende a transar con menos pena que Aries, así que generalmente es el Cangrejo el que debe tomar la iniciativa y proponer la tregua. Es posible que Aries también lo intente, pero se las ingeniará de alguna manera para decir algo inconveniente, con una dosis excesiva de ego, después de lo cual, Cáncer hará chasquear furiosamente las pinzas, o se echará a llorar desconsoladamente.

La vida es, para Aries, una colosal competición desafiante. Arremete de cabeza contra los obstáculos, incluso cuando debe hacer un esfuerzo para encontrarlos, le fastidia y aburre las avenencias constantes y ubicuas. Cuando otra persona se niega a pelear o incluso a polemizar, Aries se siente desalentado o furioso.

Uno de los problemas que se plantea entre Aries y Cáncer, es el de la sensibilidad vulnerable. Los Aries tienen poca o ninguna conciencia de esta debilidad peculiar suya, por eso, cuando hieren a un Aries, su reacción, influida por Marte, consiste en negar inmediatamente el hecho, o en montar en cólera como medio de defensa. La vulnerabilidad de Cáncer está cuidadosamente oculta, de modo que su reacción típica cuando le hacen daño, consiste en meterse dentro del caparazón del Cangrejo y enfurruñarse. Si la herida es suficientemente profunda, la reacción puede llegar acompañada por algunos litros de lágrimas. Cuando Aries y Cáncer se agravian recíprocamente, uno de ellos (Cáncer) se sume en la congoja como si ésta fuera una mancha de tinta, o en un silencio ofendido, jalonado por rabiosos chasquidos de pinzas. El otro (Aries), frustrado por la estrategia evasiva de Cáncer, se siente impotente para adoptar medidas encaminadas a resolver el desacuerdo que los separa, y es posible que se ponga furioso y que se desahogue con una avalancha de palabras y actos que, previsiblemente, sólo servirán para inducir al Cangrejo a sepultarse aún más profundamente en las arenas del enfurruñamiento silencioso.

Aries y Cáncer tienen distintas motivaciones, diferentes actitudes respecto de la vida y diferentes metas. Pero si cada uno de ellos le cede al otro una pizca de su bondad intrínseca, las vidas de los dos se enriquecerán mucho. Esta es una combinación de Fuego y Agua, por tanto, cada uno de ellos sabe inconscientemente que el otro puede destruirlo. Un exceso de Fuego ariano puede deshidratar los delicados sentimientos de Cáncer. Un exceso de Agua de Cáncer puede ahogar el entusiasmo y las radiantes esperanzas de Aries. En Astrología, el Fuego representa el optimismo y el Agua el pesimismo. Los dos elementos parecen ser incompatibles, pero otra palabra para designar el pesimismo es cautela, algo con lo que Aries le convendría experimentar y otra palabra para designar el optimismo es fe, una virtud que le resultaría muy útil a Cáncer.

 

Quieres saber como te irá con tu amado? Lady Astaroth 806 535 571 o Xoneka 806 466 827

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados

  • PUBLICIDAD

  • PUBLICIDAD